Falta poco para que se acabe la pesadilla, afirma AMLO delante de políticos reciclados


Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- “Falta poco: 16 meses, y se va a acabar la pesadilla”, afirmó hoy aquí el líder nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador durante la firma del “Acuerdo por la Unidad y Prosperidad del Pueblo de Oaxaca y el Renacimiento de México” que suscribieron caciques políticos reciclados de diferentes partidos políticos, muchos de ellos acusados de corrupción.

En un desorganizado encuentro donde no faltaron el acarreo, el pago de hasta 200 pesos por persona y la entrega de bolsas de pan de Oaxaca en lugar de la torta y Friko priista, el aspirante presidencial arremetió contra los presidentes Donald Trump, de Estados Unidos, al que acusó de “autoritario, grosero y prepotente”; así como contra Enrique Peña Nieto, de México, por “reaccionario, conservador y traidor”.

De igual forma, dijo que en la Presidencia están muy enojados y nerviosos porque Morena está creciendo mucho, por eso el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong se quiere subir al ring, como lo hizo antes el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, pero “no vamos a caer en la provocación” y prefiero ignorarlos.

Y contrario a la política de Trump de construir un muro para evitar el paso de migrantes, López Obrador dijo que siendo presidente va a construir “cortinas” para evitar que los mexicanos se vayan a Estados Unidos a través de la construcción de dos refinerías, una en Campeche y otra en Tabasco para crear empleos y porque “ya no vamos a comprar la gasolina en el extranjero”.

En el marco de la conmemoración del Día de la Expropiación Petrolera, dijo que el general Lázaro Cárdenas del Río lo hizo para beneficio de los mexicanos y ahora estos ¡traidorzuelos! han vuelto a entregar el petróleo y la industria eléctrica a particulares extranjeros, pero “cuando triunfe nuestro movimiento vamos a revisar las reformas y el pueblo va a decidir si se echan abajo”.

Sin llenar la explanada de la Alameda de León de esta capital, el evento de López Obrador se vio opacado por el “abucheómetro” que se improvisó con los de abajo del templete al momento de ser presentados los políticos rancios que suscribieron el acuerdo.

Entre gritos de “¡Fuera, fuera!, ¡Vende patrias!, ¡Quieren hueso!, rateros, bájenlos, corruptos y así vas a gobernar López Obrador con puras ratas”, fueron presentados:

El ex senador priista y ex diputado de Movimiento Ciudadano, Ericel Gómez Nucamendi; el ex rector de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), Eduardo Martínez Helmes, el ex dirigente estatal del PRD, Rey Morales Sánchez; la diputada federal del PRD Karina Baron Ortiz, el legislador local del PT Jesús Romero López, el ex diputado del PAN, Luis Ortega Zárate y Luis Alfonso Silva, ex candidato del PAN.

También firmaron el presidente municipal de San Pedro Pochutla que ganó por el PT y que apenas este sábado se reunió con el equipo del panista Rafael Moreno Valle y hoy firmó con Morena; y Rufino Merino Zaragoza, líder del MULT y Adelfo Regino Montes, ex colaborador de Gabino Cué.

Los únicos que no recibieron chiflidos o abucheos fueron las presidentas municipales, Elisa Zepeda Lagunas, de Eloxochitlán de Flores Magón y Austreberta Ramírez López, de Zacatepec mixes, así como los ex dirigentes de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Héctor Pineda Santiago y Gustavo Manzano Sosa.

Hasta el ex candidato a la gubernatura, Salomón Jara Cruz fue abucheado durante su discurso, cuando hizo el “llamado a todos los mexicanos a incorporarse a la tarea de transformación nacional no solo a simpatizantes y ciudadanos independientes sino a militantes de otros partidos porque los adversarios están en las cúpulas del poder económico y político y las burocracias corruptas de los partidos”, la respuesta fue: “Fuera, fuera, fuera”.

Mientras un sector coreaba: “Es un honor luchar Obrador”, otros lanzaban rechiflas porque en el templete se encontraban los ex diputados perredistas Rosendo Serrano y su hermano Félix, quienes se han alternado la presidencia municipal de Ciudad Ixtepec, el ex legislador Pável López, su primo David Juárez ex dirigente del PT y el ex dirigente de la Sección 22 acusado de invasiones Roberto López Rosado.

Así como Flavio Sosa Villavicencio que le alzó la mano a Vicente Fox Quezada, Armando Contreras ex colaborador de Ulises Ruiz Ortiz, el ex guerrillero Felipe Canseco Ruiz, el ex presidente del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), Alberto Alonso Criollo, el hoy ex panista Rusvel Salinas.

Por ahí rondaba también el ex colaborador de Ulises Ruiz, el priista Cipriano Flores, el ex rector Miguel Ángel Concha Viloria, el ex dirigente de la Sección 22 Azael Santiago Chepi, y ex funcionario federal Salvador Anta Fonseca.

Los gritos no cesaban: “AMLO estás llenando el partido de puras ratas sinvergüenzas”, “Bájense mercenarios”, “estamos huyendo de esos mierdas y ahora los reciben en Morena, es la misma mierda”.

Hasta el periodista y escritor Humberto Musacchio que andaba de visita en la capital, comentó: “Ojalá que López Obrador se dé cuenta de qué gente se está rodeando, de puro trapecista, por eso está así el país”.