Jaime GUERRERO

OAXACA, (página3.mx).- Oaxaca tiene una oportunidad histórica de cambiar el rumbo, transitar hacia el desarrollo, a través de la regulación de las manifestaciones, sin que esto implique transgredir la libertad, ni fomentar la violencia, coincidieron el analista político Juan José Rodríguez Prats y el diputado de Acción Nacional Juan Mendoza Reyes.

Oaxaca, dijo, difícilmente podrá iniciar una ruta de cambio si continúa la espiral incontenible de marchas y manifestaciones, que agravan los problemas sociales y políticos del estado.

En el foro “Reto Oaxaca: convivir en armonía”, convocado por el coordinador de la bancada del PAN en la LXIII Legislatura; el diputado albiazul explicó la iniciativa de “Ley para regular manifestaciones”.

“El objetivo de la propuesta es generar protocolos de convivencia, al garantizar la libre manifestación de manera ordenada y a su vez,  el libre tránsito; además de establecer en la ley de responsabilidades de los servidores públicos, la implementación de sanciones a los funcionarios que incurran en la omisión y peor aún, que incentiven la protesta social para obtener un fin”, explicó Mendoza Reyes.

El pasado 22 de marzo, presentó ante el pleno de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado la iniciativa de “Ley para regular manifestaciones”, que contempla que las manifestaciones deben realizarse de manera pacífica y con un “objeto lícito”; al garantizar que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.

Para lo cual, abundó, se tendrá que dar aviso previo a la Secretaría de Seguridad Pública; así como facultar a la autoridad para impedir manifestaciones que pongan en riesgo a los participantes y a la población por factores medioambientales y de protección civil.

La propuesta, indicó, prohíbe el bloqueo de vías primarias y el desarrollo en vialidades de un solo carril; establece horarios para la realización de manifestaciones; contempla capacitación a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en materia de derechos humanos para controlar las manifestaciones, y permitir únicamente el uso de la mitad de una vialidad, y de ser posible, realizarla en carriles laterales.

Por su parte, el analista y destacado panista Juan José Rodríguez Prats, señaló que Oaxaca enfrenta un enorme dilema, pues al inicio de un nuevo gobierno se han acentuado las dificultades y la confrontación, de ahí que destacó la importancia de recuperar el orden como un bien público y superior.

“El gran desafío que enfrenta el país, es concluir con una transición política que dejó atrás al presidente con facultades metaconstitucionales y al partido hegemónico; pero que no alcanzó la consolidación de una democracia sólida”, advirtió.

Indicó que la principal falla de la democracia mexicana es que no está ligada a un auténtico Estado de Derecho, de ahí que se debe retomar el respeto a la ley.

México, dijo, está escindido en dos polos: uno ubicado en el norte, que ha conseguido desarrollo económico y político, mientras que el sur  padece la falta de estado de derecho y la ausencia de cumplimiento de la ley.

En su oportunidad, el diputado por el PRI, Manuel Sánchez León, aseguró que los representantes populares tienen la oportunidad de legislar en favor de Oaxaca y aprobar esta ley que resulta fundamental para la convivencia en armonía de la entidad.

Comentarios