Pedro MATÍAS
OAXACA.- En menos de 72 horas asaltaron a dos voluntarios del albergue “Hermanos en el Camino” que están documentando agresiones en contra de migrantes, quienes debido al programa federal “Frontera Sur” han sido presa fácil de la delincuencia que opera en el municipio de Chahuites, denunció el activista Alberto Donis Rodríguez.


Lo preocupante del caso es que la Fiscalía de Especializada en Atención al Migrante y las autoridades ministeriales no funcionan, ya que se niegan a recibir las denuncias debido a que el 90 por ciento de los migrantes que pasan por esa zona son asaltados o agredidos.
Denunció que este lunes 27 de octubre alrededor de las 09:30 horas fue asaltado el francés Mikel Larreguy Sistiaga, quien se encuentra de voluntario en el albergue “Hermanos en el Camino” y resultó lesionado de una oreja al ser golpeado con la cacha de una pistola.
Declaró que este martes salió de Arriaga, Chiapas, rumbo a Chahuites y cuando se encontraba en territorio donde esperaba abordar un colectivo para que lo llevara al comedor de migrantes fue asaltado por dos personas.
Sin embargo, al oponer resistencia le dijeron “pinche cabrón” y fue golpeado con la cacha de una pistola y logró huir para pedir auxilio a un retén militar que se encuentra cerca, lugar donde los soldados lo auxiliaron, aunque no lograron detener a los delincuentes.
Finalmente, los militares pidieron el apoyo de la policía federal, la cual llevó al francés al albergue.
Lo preocupante es que dos días antes, tres individuos asaltaron el autobús donde viajaba el voluntario Irineo Mújica cuando se dirigía de Ixtepec a Chahuites para robarle su teléfono.
[pull_quote_center]Lo curioso es que Irineo Mújica regresaba de sostener una reunión con el Subprocurador de Justicia en la región del Istmo y el grupo beta para abordar la problemática de los migrantes.[/pull_quote_center]
Denunció que por el operativo de la Frontera Sur los migrantes han tomado otras rutas más peligrosas.