Pedro Matías
OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- A unas horas de que se aplique la Evaluación Docente en Oaxaca, aumentó la tensión con los sobrevuelos que realiza la Marina en esta capital y los patrullajes terrestres que efectúa la Policía Federal con equipo artillado.

Mientras que el complejo de Ciudad Administrativa, sede de la evaluación, quedó totalmente blindada con equipos antimotines, se suspendieron labores por dos días, se habilitó un albergue y fue sitiada por miles de policías que bloquean la carretera federal 190.
Por su parte, la Comisión de la Verdad exhortó al gobierno estatal y federal a instalar inmediatamente una mesa de diálogo con todos los actores involucrados en la agenda educativa, incluida la Sección 22 del SNTE-CNTE y a valorar la posibilidad de suspender la Evaluación al Desempeño Docente.
Y es que “el clima de crispación puede decantar en un estallido social de grandes magnitudes. En Oaxaca conocemos este tipo de escenarios y lo altamente riesgosos que pueden resultar en materia de violaciones a los derechos humanos de la población civil”.

image

La Comisión presidida por el padre Alejandro Solalinde Guerra externó su preocupación por el operativo de seguridad puesto en marcha por el Gobierno federal y estatal con el propósito de vigilar el examen a los docentes.
Consideran que la movilización de más de 10 mil elementos de la Gendarmería, Policía Federal y Policía Estatal, resulta desproporcionado e intimidatorio, no sólo para las y los profesores que serán sujetos del examen, sino para la población de Oaxaca.
Mencionaron que “el método que se ha elegido para instaurar esta Reforma Educativa es contrario al espíritu con que se creó. Prueba de ello es la aplicación de una evaluación bajo la presencia intimidatoria de la policía. El mensaje ético-político para las futuras generaciones carece de toda lógica y de talante democrático para enfrentar y transformar los conflictos y las crisis.
Entonces, frente a la falta de sensibilidad política del gobierno federal y estatal al montar un escenario de guerra y persecución policiaca a los mentores locales, puede desencadenar un estallido social.
Pese a estos llamado, el gobierno de la República y estatal adelantaron que se encuentran preparados para aplicar la Evaluación Docente, este sábado 28 de noviembre, con una fuerza disuasiva de ocho mil elementos de la Gendarmería, Policías Federal, Estatal, Vial, Auxiliar y de Bomberos.
Además, ya se encuentran en operación y correcto funcionamiento los equipos técnicos de
conectividad en sistemas de cómputo, Internet, así como la instalación de mobiliario al servicio de los trabajadores de la educación, resaltó el director del IEEPO, Moisés Robles Cruz.
El operativo inició a partir de las 11:00 horas este viernes a fin de que esta jornada evaluativa se realice en un contexto de paz, orden y legalidad.
Y reconocieron que en Ciudad Administrativa, sede donde se desarrollará este proceso de evaluación -ubicada en Carretera Internacional Oaxaca-Istmo, se realizó “un corte a la circulación a la altura del entronque del municipio de Tlalixtac de Cabrera-Ciudad Administrativa, así como la colocación de vallas metálicas para prevenir actos de provocación”.
El secretario de Seguridad Pública, Jorge Alberto Ruiz Martínez precisó que cinco mil efectivos resguardarán el complejo de Ciudad Administrativa, en tanto que el resto de los efectivos estarán en puntos estratégicos de la entidad, así como en tareas de patrullaje y vigilancia en la capital oaxaqueña y municipios conurbados.
La instrucción de los elementos de las corporaciones policiales es de resguardo y contención, así como la aplicación absoluta de los protocolos de uso proporcionado de la fuerza y respeto de los derechos humanos”, dijo.
Sin embargo, advirtió que en caso de registrarse algún conato de violencia, la orden es actuar de manera inmediata y poner a la disposición de las autoridades correspondientes -tanto federales como estatales- a quienes intenten vulnerar el orden público.
Aunque el gobernador Gabino Cué manifestó que inicialmente se evaluaría a seis mil maestros, ahora sostiene que serán tres mil 500.
A su vez, la asamblea estatal coreo: “Ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó”, “De norte a sur, de este a oeste, ganaremos esta lucha cueste lo que cueste” y “Oaxaca no es cuartel fuera ejercito de él”.
Cuando su dirigente Rubén Núñez Ginez, afirmó que “en Oaxaca ha muerto la evaluación como ha muerto la campaña del Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer a la presidencia de la república”.
Agregó que pese a los 19 mil efectivos de la Policía Federal y del Ejército Mexicano que fueron reclutados en Oaxaca, la Sección 22 ha fijado una postura política, jurídica pedagógica de no acudir a la aplicación de estos exámenes.
Al contrario, por mandato de la asamblea estatal acordaron realizar jornadas de resistencia pacífica, organizada porque la evaluación no tiene cabida en Oaxaca ni en donde tenga presencia la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), por lo pronto comenzaron a concentrarse en el zócalo de esta ciudad.