MONTERREY N.L. ASPECTOS Y VISTA AEREA DEL PENAL DEL TOPO CHICO , MONTERREY N.L. FOTO . ROBERTO ALANIS

Por Everardo R. Bohórquez y Cuevas, corresponsal

(#pagina3).-Monterrey, N. L., 11 de febrero.-En la madrugada de este jueves, una riña entre dos bandas de reclusos simpatizantes de Los Zetas y del Cartel del Pacífico, que encabeza Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ocasionó una masacre al interior del penal regiomontano de “Topo Chico”, dejando al menos oficialmente 52 muertos y 12 heridos, cinco de los cuales, por su gravedad, fueron trasladados al Hospital Universitario.

En medio de la desesperación de los familiares que acudieron al enterarse de enfrentamiento, quienes en varias ocasiones están tratando de ingresar por la fuerza al penal ante la falta de información sobre la situación de sus familiares, fue hasta las 9:30, se dio la primera información oficial sobre estos hechos, siendo proporcionada por el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, quien no respondió a preguntas de los periodistas presentes.

Este escándalo ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales y en casi todos los portales de los medios informativos del planeta, ya que muchos representantes de los mismos se encuentran ya en México para cubrir la visita del papa Francisco, misma que se iniciará mañana viernes 12 y quien permanecerá en nuestro país cinco días.

Según ha trascendido, el pleito se produjo entre los internos de los bloques C2 y C3, ocupados internos simpatizantes de los grupos del narcotráfico y de la delincuencia organizada que operan en el país. Por un lado simpatizantes o miembros de Los Zetas, que operan en el Golfo de México, contra sus acérrimos rivales del Cartel del Pacífico, que encabeza el recientemente prófugo recapturado del Penal de Alta Seguridad del Altiplano, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, cuya lucha por el predominio ha ocasionado a lo largo de mucho tiempo, múltiples enfrentamientos y que han producido muchos crímenes.

INTERVIENE LA CNDH

De inmediato y por instrucciones del Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, este organismo ya atrajo el caso por la trascendencia de la masacre y, seguramente, por la atención mundial sobre esta situación. Se espera un pronunciamiento de las autoridades federales y de la presidencia de la república, sobre estos lamentables acontecimientos.

También se supo que a raíz de los hechos ocurridos esta madrugada, varios de los internos ahí recluidos, trataron de fugarse sin que, al perecer, tuvieran éxito, ya que en la información proporcionada por el gobernador neoleonés Jaime Rodríguez, no se habló de ello. Lo que sí aseguró el mandatario, es que los 52 muertos todos eran presos en Topo Chico.

Aclaró Rodríguez que entre las víctimas no hay mujeres ni hay niños, pues en el momento de los hechos se efectuaba la visita conyugal, que cotidianamente se practica.

SOBREPOBLACIÓN PENITENCIARIA

Asimismo, se dio a conocer que este penal de Topo Chico, sufría –como la mayoría de los más de 225 centros de reclusión del país—de una sobrepoblación, pues ahí se encontraban recluidos unos 3,800 reos, tanto del fuero común como por delitos federales, así como que algunos ya están sentenciados y otros están en proceso de serlo.

Este Centro de Rehabilitación Social estatal forma parte de los tres centros penitenciarios que hay en el estado, donde en otro de ellos, en 2002, hubo otro enfrentamiento que produjo 44 muertos, pero por los hechos actuales, lo de este día se considera como una de las peores tragedias en el sistema penitenciario nacional.

De última hora y ante la falta de información, los familiares de los familiares recluidos, rompieron una de las barreras que impiden su acercamiento, por lo que tuvo que reforzarse el lugar, mediante el uso de patrullas como barrera de contención.

Lo ocurrido, recuerda otro hecho de muerte ocurrido durante el incendio criminal que destruyó el Casino Royal y que ocasionó decenas de muertos en años recientes.

Mientras tanto, la tensión sigue creciendo por parte de los familiares desesperados y faltos de información sobre los internos desesperados y por ello elementos antimotines tratan ce controlar la situación, apoyados por elementos del Ejército y de la Marina Armada de México.

(eramboc18@gmail.com)