Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, advirtió al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa que se abstenga de ordenar al congreso local de aprobar en forma exprés sus peticiones que no convengan al pueblo porque “se las vamos a echar para atrás”.

En un video de un minuto y 28 segundos que fue difundido a través de las redes sociales, la líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) le aclaró al gobernador priista Alejandro Murat: “No somos enemigos, pero tampoco tus lacayos, tampoco somos sus empleados, (y) no vamos a ser su tapete”.

En respuesta, el líder estatal del PRI, Jorge González Ilescas calificó de “inaceptable este acto injerencista que no sólo demuestra el desconocimiento de las normas que rigen la relación entre poderes y ámbitos de gobierno, sino que además materializa uno de los rasgos del autoritarismo”.

Antes, la lideresa de Morena dice: “No vamos a permitir que ningún gobernador, en este caso hablo del gobernador de Oaxaca, se meta a querer tomar decisiones. Estamos conociendo que los diputados locales actuales están queriendo aprobar al vapor todo lo que les mandaron”.

Y agrega: “Eso es inaceptable, es incorrecto y vamos a denunciar a todos los que aprueben en esta forma exprés las propuestas o peticiones del gobernador que no convengan al estado. Nosotros vamos a aprobar lo que le convenga al pueblo, al estado. Y todo lo que hagan, aunque lo hagan antes, se los vamos a echar para atrás porque no vamos a permitir que se haga nada en contra del pueblo”.

Remató que “les ofrecemos respeto pero les pedimos el mismo respeto, el mensaje es para todos los gobernadores y, en este caso, es especialmente para el de Oaxaca es que no somos enemigos, pero tampoco somos sus lacayos, tampoco somos sus empleados, (y) no vamos a ser su tapete”.

La reacción del PRI no se hizo esperar al acusar a Yeidckol Polevnsky de intentar atropellar la legalidad, el federalismo y la verdad respecto a Oaxaca.

Le explicó que en el Congreso del Estado nunca ha habido “propuestas express” de nadie, incluyendo al Titular del Poder Ejecutivo en nuestra entidad.

Por esa razón, la Presidenta Nacional de Morena miente de manera flagrante al acusar a sus propios correligionarios de “ser tapete” de quien nunca se los ha pedido, y que mucho menos lo intentaría.

Al contrario de la señora Polevnsky con los actuales diputados de Morena y de los legisladores electos de la LXIV Legislatura oaxaqueña, el gobernador Alejandro Murat ha demostrado ser institucional y respetuoso de los procesos legislativos, de la democracia y, lo más importante, de la división de poderes y del federalismo que rige nuestro orden político nacional.

Quizá la Presidenta de Morena lo olvida, pero el pacto federal implica no sólo el respeto entre poderes, sino sobre todo la idea de que las partes integrantes de la federación (es decir, los estados) son soberanos para darse sus normas, instituciones y procedimientos con base en su Constitución local, la cual cobra vital importancia en momentos como los actuales.

Hizo referencia a las declaraciones del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien “ha llamado a la reconciliación y al entendimiento entre fuerzas políticas. Esa es una actitud de civilidad que el PRI reconoce y pondera en sus adversarios electorales, pero que indudablemente quisiéramos ver replicada en la dirigencia nacional de Morena”.

Finalmente resaltó que “no es con amenazas ni con mentiras como juntos lograremos lo mejor para Oaxaca. Es innecesaria esta actitud de soberbia, y es preocupante que en ese marco se pretenda condicionar el ejercicio legislativo, libre y democrático que garantizan la Constitución y las leyes, tanto de los Diputados locales actuales, como de quienes integrarán la próxima Legislatura del Honorable Congreso del Estado de Oaxaca”.