La pesadilla continúa para indígenas ikoots de Santa María del Mar por ineptitud del gobierno federal y estatal

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Autoridades agrarias de Santa María del Mar hicieron un llamado urgente al presidente electo Andrés Manuel López Obrador para que atienda el conflicto en la región huave donde más de mil 500 indígenas ikoots viven “secuestrados” desde hace 9 años por sus vecinos de San Mateo del Mar que mantienen bloqueado el camino.

En una carta abierta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, al electo López Obrador, al gobernador Alejandro Murat Hinojosa y al Nuncio Apostólico en México, Franco Coppola, se quejaron que “el próximo mes de octubre el pueblo Ikoot de Santa María del Mar, cumplirá nueve años bloqueado su único camino y cuatro años sin energía eléctrica”.

Explicaron que sus vecinos de San Mateo del Mar bloquearon la única vía terrestre que conduce a Santa María con el argumento de que mil 361 hectáreas son de ellos, aunque las autoridades agrarias determinaron lo contrario.

Según consta en el expediente del Juicio Agrario número 346/2009 , el Tribunal Unitario Agrario número 22, del distrito de San Juan Bautista Tuxtepec, emitió, el 10 de marzo del 2015, una sentencia favorable a Santa María del Mar, misma que el pasado 19 de junio del 2018, se dio ejecutoria jurídica y material a dicha sentencia.

El Tribunal Unitario Agrario entregó físicamente a Santa María del Mar las mil 361 hectáreas que habían sido invadidas desde el año 2009 por San Mateo del Mar amojonándose los principales puntos.

Y en el 3 de julio del 2018, el Tribunal Unitario Agrario dictó un acuerdo al cumplimiento de la sentencia y precisa que se archive el presente expediente como un asunto total y definitivamente concluido.

Sin embargo, el bloqueo permanece ante la insensibilidad e incapacidad del gobierno federal y local.

Calificaron de “inhumano y criminal” que se mantenga secuestrado a todo un pueblo con un bloqueo que suprime valores y lastima su dignidad, sin contar que faltan medicamentos y se elevó el costo a los artículos de primera necesidad.

“No hayamos un solo argumento legal, moral o ético que de sustento a la impune violación a nuestros más elementales derechos como pueblo originario y como ciudadanos que somos de esta múltiple nación llamada México”, añadieron en conferencia de prensa.

“El último agravio hacia nosotros fue durante la noche entre el 10 y 11 de septiembre donde se robaron 25 copos de pesca, hecho del cual presentamos denuncia ante la fiscalía. Para bien de todos esperamos terminar pronto esta pesadilla”, concluyeron el presidente de Bienes Comunales, Eustacio Reyes Martínez.