Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- “En esta acto lleno de fe entrego la llaves de la Ciudad a Dios. Ponemos en las manos de Dios la seguridad y nuestras acciones. Y si Dios con nosotros, quién contra nosotros”, soltó el alcalde del municipio de Juchitán Zaragoza, Emilio Montero Pérez, al postrarse ante pastores y congregaciones de una religión cristiana protestante de la región del Istmo de Tehuantepec.

En una clara violación al Estado Laico, el munícipe emanado del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morera), dijo que “lo que antes fue una sola oración, hoy es una realidad, porque el cambio ya empezó, ya está en curso”.

El acto evangélico se efectuó el pasado sábado en las canchas situadas frente a la primaria Centro Escolar Juchitán, donde más de 500 personas hicieron oraciones para pedir por la paz de ese municipio de Oaxaca, considerado uno de los más violentos por el fenómeno de la delincuencia organizada.

“Hago un llamado para orar por nuestro Dios por la situación tan crítica que estamos viviendo en nuestro municipio, para que unidos autoridad y pueblo cristiano, clamemos y veamos la respuesta de lo que Dios puede hacer si nos unimos a este propósito y proclamo que Jesucristo es señor de Juchitán”, completó en medio de alabanzas a de fe y arengas a su favor.

Montero Pérez admitió que el acto fue sugerido por los pastores evangélicos de la ciudad y para hacerlo más formal giró la invitación.

Por ello, en sus oraciones confesó: Necesito de Dios para gobernar Juchitán, por eso entrego las llaves de nuestra ciudad a Cristo: también creo en Dios y en la Cuarta Transformación”.

Los pastores acompañados de sus congregaciones y el alcalde de Juchitán oraron por el Estado mexicano y también por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que conduzca el país en un ámbito de sabiduría y de tranquilidad.

El munícipe de Juchitán insistió a los habitantes de ese población del región del Istmo, unirse en la lucha contra la delincuencia y destacó que tiene el respaldo de la Presidencia de la República para enfrentar la violencia que ha dañado a los más de 90 mil habitantes de esta localidad oaxaqueña.

Montero Pérez reconoció que cuenta con el respaldo de la Comisión Nacional de Seguridad y que con su gobierno se reactivará el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad, que se suspendió en la anterior administración por incumplir los requisitos solicitados por el gobierno federal.

Cabe destacar que Montero Pérez se ha enfrascado en señalamientos de corrupción contra su antecesora, emanada del mismo Partido y actual diputada, Gloria Sánchez López.

En el artículo 130 constitucional se declara que las iglesias y las agrupaciones religiosas tendrán personalidad jurídica como asociaciones religiosas una vez que obtengan su correspondiente registro ante la ley, donde la ley regularía y determinarías las condiciones y requisitos para el registro de las mismas; que las autoridades no intervendrán en la vida interna de las asociaciones religiosas, que los mexicanos podrán ejercer el ministerio de cualquier culto, que los ministros de cultos no podrán desempeñar cargos públicos y que los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido, o asociación política alguna.

Este último artículo también enfatiza sobre la prohibición de agrupaciones políticas cuyo título contenga palabras o indicadores que las relacione con alguna ideología religiosa.