Texto: Jaime Guerrero.

De acuerdo con un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en la revisión del uso y destino de los recursos que en el 2017 se destinaron para la reconstrucción de los estados dañados por los sismos del pasado mes de septiembre de ese año, se presume un daño al erario por 667 millones de pesos.

El pasado mes de abril, el gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa desestimó malversaciones de recursos destinados a la reconstrucción de los municipios devastados por los sismos del pasado mes de septiembre del 2017 y afirmó que las observaciones serán solventadas ante los Órganos de Fiscalización de la Federación y el Estado.

En su reporte, el organismo fiscalizador de la federación reportó que Oaxaca fue el estado que más anomalías tuvo al sumar 11 casos que representan 459 millones 789 mil pesos; principalmente por incumplir entrega de aulas y no acreditar el destino de recursos para la reconstrucción e incumplimiento de distintas obras.

A Oaxaca le sigue el Estado de México con irregularidades por 37 millones 458 mil pesos al no acreditar el destino de recursos destinados a un teleférico.

En el caso de Oaxaca, se presume un probable daño por un monto de 228 millones 669 mil 296.87 pesos, provenientes del Ramo General 23, provisiones salariales y económicas y proyectos de desarrollo regional, de los cuales, solo se acreditaron recursos ejercidos por 140 millones 356 mil 165.33 pesos y no se comprobó el ejercicio o su reintegro a la Tesorería de la Federación.

También se presume un probable perjuicio por 207 millones 432 mil 285.42 pesos porque no se acreditó el ejercicio de recursos del Fideicomiso de Administración y Pago denominado Fondo Regional (Fideicomiso) o su reintegro a la Tesorería de la Federación, más los rendimientos financieros generados hasta la fecha de su reintegro.

Se ministraron a Oaxaca recursos con cargo a ese fondo por 352 millones 748 mil 405.91 pesos y únicamente se comprobaron recursos ejercidos por 145 millones 316 mil 120.49 pesos.

Según la Auditoría, al Estado de México se presume un daño de 37 millones 458 mil 861 pesos, por no acreditar el destino de recursos que formaban parte del Fondo Metropolitano de Valle de México, destinado para el teleférico.

En Morelos, se detectó un posible quebranto por 33 millones 883 mil 202 pesos porque no se entregaron 85 aulas móviles a 15 planteles afectados por el sismo; en el caso de Chiapas, el monto es de apenas 26 millones 924 mil pesos.

En la víspera, Murat Hinojosa desestimó malversaciones de recursos destinados a la reconstrucción de los municipios devastados por los sismos del pasado mes de septiembre del 2017 y afirmó que las observaciones serán solventadas ante los Órganos de Fiscalización de la Federación y el Estado.

Mura Hinojosa afirmó que la reconstrucción tuvo intervenciones estratégicas, como lo fue la vivienda.

En tanto, destacó que la administración de Andrés Manuel López Obrador destinó una bolsa de 4 mil 800 millones de pesos para continuar con el proceso de reconstrucción de los municipios afectados.

Por lo pronto, afirmó que realizará una tarea permanente con la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para aclarar cualquier irregularidad en el manejo y destino de los recursos.

Murat Hinojosa afirmó que cuando se hace una observación por parte de los órganos de fiscalización no significa que está bien o mal, solo se tiene que aclarar.

Sostuvo entonces que presentarán los datos duros para darle certeza a la población que su administración trabaja en contra de la corrupción y a favor de la transparencia y rendición de cuentas.