Texto: Jaime Guerrero

Por la disputa del poder, el presidente municipal de Santiago Amoltepec, Felipe López Sánchez y un presunto pistolero, atacaron a balazos al presidente municipal electo Mario Hernández García, de esa población de la Sierra Sur.

El candidato electo en primera asamblea se salvó la vida gracias a un chaleco antibalas que portaba en una segunda asamblea realizada a modo del edil.

Los hechos fueron presenciados por elementos de la Guardia Nacional y Policía Estatal, quienes nada hicieron ante la violencia desatada por el munícipe.

En entrevista, Hernández García refirió que el método de elección se realiza mediante 3 asambleas generales sucesivas, mismas que se llevan acabo previa convocatoria por parte de la autoridad municipal en funciones.

La elección de las autoridades se realiza mediante ternas de candidatos y candidatas que son propuestas por los y las ciudadanas, quienes emiten su voto a mano alzada.

El pasado 20 de mayo se realizó la primera asamblea para elección de autoridad para el periodo 2020-2022. El resultado fue Hernández García con 1 mil 925 votos; Lucio Roque Torres, con 69 votos; y Juan Hernández Torres, con 57 votos.

La documentación se entregó en la oficialía de partes del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), el pasado día 27 de mayo, asignado bajo el folio 54856.

Después de más de 4 meses, el pasado 30 de septiembre se realizó la segunda asamblea, previa convocatoria únicamente a los y las agentes y representantes de localidades, no por convocatoria pública. No obstante, momentos antes de iniciar la segunda asamblea, arribó el edil en funciones, custodiado por 4 elementos de la Guardia Nacional.

Ese día, López Sánchez canceló sin justificación alguna la asamblea ante el asombro e impotencia de la ciudadanía, quienes solicitaron al edil una explicación.

Para el pasado 5 octubre se realizó en el municipio de Santiago Amoltepec una reunión de agentes y de caracterizados con la finalidad de proponer fecha y hora para llevar a cabo la segunda asamblea para ratificar a las autoridades electas en la primera asamblea.

Se tomó la decisión de realizar la segunda asamblea el pasado 12 de octubre a las 10:00 horas. Frente a los rumores y constantes amenazas hacia él, narró que tomó la decisión de portar un chaleco antibalas.

Llegado el día, la asamblea se inició en total calma, con la presencia de 1 mil 926 personas. El edil en funciones, Felipe López Sánchez, ordenó que solo agentes municipales propondrían a cada escrutador, y no los ciudadanos.

Al momento de hacerme el llamado, ya que soy agente municipal de Tierra Colorada, me acerque a la mesa de los debates a nombrar mi propuesta de escrutador. en el momento de ir llegando a hacer el uso de la palabra, dos personas originarias del municipio (entre ellas, Claudio Paz Ramírez, sicario del edil) me dispararon en el tórax”, relató.

Al momento de recibir los dos disparos de bala en mi pecho, luego luego reaccioné tirándome al piso y los agresores continuaron disparándome pero ya no me tocó a mí, sino a dos personas, a dos ciudadanos que estaban detrás de mí, a quienes los ciudadanos los retiraron en una sábana que se utilizó como camilla”, contó.

Hernández García afirmó que en el momento en que se realizaron los disparos hacía su humanidad, los policías municipales comenzaron a rociar gas lacrimógeno hacia todos los presentes sin importar si había mujeres y personas mayores.

Los disparos fueron directamente hacia mi persona, donde afortunadamente el chaleco antibalas salvó mi integridad física”, refirió.

En medio de la balacera, toda la gente de Amoltepec corrió desesperadamente para salvaguardar su integridad.

Hernández García recibió ayuda para salir debido a que los disparos le causaron dolor en el pecho. No obstante, relató que al avanzar escasos 100 metros, justo detrás del palacio municipal, un grupo de 5 policías municipales lo encañonaron, decididos a terminar con su vida.

No se atrevieron al ver la cantidad de gente con la que me acompañaba”, apuntó.

Los ciudadanos abandonaron el auditorio municipal, sin embargo, el presidente municipal en funciones, ordenó continuar la asamblea con al menos 200 personas, casi la mayoría portando armas de fuego.

Al término de la asamblea en Amoltepec que realizó el edil, los candidatos quedaron votados así: Abel García Santiago, obtuvo 675 votos; Frutoso Hernández Velasco, 200 votos; y Lucio Roque Torres, 84 votos.

Hernández García aseguró que los números fueron inflados y amañados, toda vez que la ciudadanía abandonó casi en su totalidad el auditorio municipal, quedando únicamente personas cercanas al presidente municipal en funciones.

Afirmó entonces que es inválida la segunda asamblea porque tampoco permitieron que él participara. Sostuvo que no cumple con las condiciones necesarias para su validación.

Por lo pronto denunció que el día de la asamblea estuvieron presentes elementos de la Policía Estatal y la Guardia Nacional, quienes no intervinieron ente los disturbios y violencia que orquestó López Sánchez.

Tras los hechos en Santiago Amoltepec se presentaron las denuncias ante la Fiscalía General del Estado y ante el IEEPCO, en espera de que se actúe con forme a derecho demandó Hernández García.

Amenaza en caso Amoltepec Armado en caso Amoltepec