Texto: Jaime GUERRERO

Oaxaca, (pagina3.mx)- El diputado del Partido del Trabajo (PT), Noé Doroteo Castillejos es Licenciado en Derecho, ha sido catedrático en la UNIVAS y lo sigue siendo de tiempo completo -sin acudir a dar clases- de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

Hoy ese legislador del grupo político del diputado federal, Benjamín Robles Montoya, cuestionó al Organismo Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO), sobre la elaboración del programa anual para auditar a las instituciones responsables, para garantizar la transparencia y rendición de cuentas, “sin importar el interés político, intereses personales o filiación política de quienes intervienen en el proceso de auditoría”.

Y es que la UABJO de la cual Doroteo Castillejos, ha recibido beneficios de la administración de Bautista Martínez, fue exhibida por el OSFEO, que en el ejercicio fiscal 2018, incurrió en irregularidades en 133 millones 314 mil 226 pesos, de los cuales al final, no comprobó 108 millones 966 mil 184.41 pesos.

Tras hacerse público el resultado de auditorías a 16 entes, en el análisis de la cuenta pública 2018 que realizó el organismo auditor, el diputado del PT, salió en defensa de la administración de Bautista Martínez y presentó un punto de acuerdo para exhortar al titular de la sub Auditoría de Planeación y Normatividad del OSFEO, a efecto de remitir los avances y lineamientos de selección de los entes que serán fiscalizados en el programa anual de auditorías, visitas e inspecciones para el año 2020.

El petista, concedió que el Órgano Superior de Fiscalización es el encargado de la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública y gestión financiera de los Poderes del Estado y Municipios, entes públicos estatales y municipales, organismos autónomos, y en general, cualquier entidad, persona física o moral, pública o privada que haya recaudado, administrado, manejado o ejercido recursos de la hacienda pública.

A su juicio, es conveniente eficientar los procedimientos y aperturar a la ciudadanía la información necesaria para someterla a su escrutinio.

No obstante, consideró “oportuno que el Órgano Superior de Fiscalización del Gobierno del Estado de Oaxaca informe oportunamente a esta soberanía, sobre la elaboración del programa anual para auditar a las instituciones responsables, esto con la finalidad de garantizar la transparencia y rendición de cuentas, sin importar el interés político, intereses personales o filiación política de quienes intervienen en el proceso de auditoría”.

En medio de la polémica en que está envuelta la UABJO, dijo que debe existir concurrencia de esfuerzos. “Las auditorías permitan realmente fiscalizar, evaluar y promover acciones de mejora en todos los elementos del sistema de control interno, con la finalidad de fortalecerlos mediante la claridad de sus criterios y la certeza en sus procedimientos”.

En una clara defensa de la UABJO, dijo que el proceso de auditoría, vista e inspección, deberá atender de forma estricta los principios de imparcialidad, legalidad, objetividad, certeza, honestidad, exhaustividad, transparencia, independencia de actuación, confidencialidad, profesionalismo y oportunidad.

El objetivo primordial de intervenir en la práctica de rendición de cuentas; desde la planeación, avances de ejecución del trabajo, entrega de informes, evidencia documental, seguimiento sobre las observaciones y recomendaciones, promoción de acciones y su atención, que en su caso se realicen con los elementos que proporcione el Órgano de Fiscalización, justificó.

El pasado martes, acompañado de la burocracia universitaria, el rector de la UABJO, Eduardo Bautista Martínez, acudió a la sede del Congreso del Estado, a entregar su propuesta de presupuesto para el ejercicio fiscal 2020 y de paso reclamó que el Organismo de Fiscalización le exhibiera millonarios desvíos y falta de comprobación en el 2018.

En la sede del Poder Legislativo, pidió un incremento federal de 1 mil 573 millones 217 mil 382.2O pesos, igual al 45.27%. Así mismo planteó un incremento estatal requerido de 216 millones 993 mil 51O.4O pesos, igual al 13.79%.

De paso, recriminó que el organismo superior de fiscalización del estado (OSFE), le exhibiera que en el ejercicio fiscal 2018, irregularidades en 133 millones 314 mil 226 pesos, de los cuales al final, no comprobó 108 millones 966 mil 184.41 pesos.

No obstante, la UABJO gastó en el 2018, 1 mil 206 millones 56 mil pesos, con un aumento de 234 millones 944 mil pesos más de los presupuestado, 24 por ciento adicional.

Pese a ello funcionarios de la UABJO que acompañaron a Bautista Martínez, también reclamaron más recursos al congreso del estado. Ese acto fue promovido y planeado por Doroteo Castillejos al seno de la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura.