OAXACA.- Bajo la justificación de que las cifras de abortos clandestinos son “alarmantes” en relación con la realidad, personal de medicina y trabajadores de Salud de Oaxaca se declararon en contra de la interrupción de la vida durante los primeros meses.

Por lo anterior presentaron una iniciativa de ley el pasado 19 de noviembre en donde exigen a las diputadas y diputados salvaguardar su derecho de actuar o no en una acción o instrucción que vaya en contra de su ética como profesionales de la medicina y conciencia profesional. Además, interpondrán un juicio de amparo contra la modificación del Código Penal.

Las y los profesionistas integrados en el Área Médica por la Vida en Oaxaca, expusieron que harán valer sus derechos para echar abajo los artículos 312, 313, 315 y las fracciones I, II, IV y a la adición a la fracción V al artículo 316 del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Oaxaca, con el cual se despenaliza el aborto hasta las 12 semanas de gestación.

Pero además especialistas de la medicina en diversas áreas minimizaron las propias cifras de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) quienes han señalado que en la entidad se registran un promedio de dos mil 200 interrupciones del embarazo de manera clandestina.

Sin embargo, la dependencia ha enfatizado que por cada aborto registrado existen cuatro no registrados, lo que equivaldría una cifra aproximada de nueve mil 200 abortos de los cuales la mayoría se realizan en condiciones insalubres e inseguras.

En Oaxaca, el porcentaje de nacimientos registrados de madres menores de 20 años es de 17%, cifra ligeramente más alta que el promedio nacional.

Las cifras son muy alarmantes en relación a la realidad”, sostuvieron y señalaron que el embarazo incluso por violación “vale más o igual que la vida de cualquiera de nosotros. Como médicos nos manifestamos el respeto irrestricto a la vida de los seres humanos como derecho fundamental”.

Por tanto, afirmamos sin ambigüedades la existencia de una nueva vida desde la fecundación con base en los datos médicos y científicos verificables que desde la unión del óvulo con el espermatozoide existe ya un nuevo ser humano diferente a sus progenitores que está en potencia de desarrollar su personalidad individual.

Las y los integrantes del Área Médica por la Vida en Oaxaca argumentaron que el sistema de salud en la entidad vive claras deficiencias, por lo que reiteraron su rechazo a las reformas aprobadas en el Congreso del Estado.

En este sentido, profesionales de la medicina exigieron a las y los diputados retractarse de su iniciativa y abstenerse de cualquier intento de modificación a la Constitución Política de Oaxaca para dar entrada a leyes abortistas de un grupo de mujeres de otros países.