brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Desde penal, indígena triqui realiza huelga de hambre para exigir justicia; “no tengo dinero para comprarla”, recrimina
Por Agencias
23 de octubre, 2020
Comparte

Saúl Salazar/Rocío Martínez

Huajuapan de León, Oax.– Para recordarle al gobierno de Oaxaca que no ha tenido acceso a la justicia, Roberto Cárdenas Rosas, realizó una huelga de hambre de 48 horas, durante ese tiempo solo se levantó para ir al baño y tomar agua.

Él es acusado de ser autor intelectual del asesinato del exlíder y fundador del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Heriberto Pazos Ortiz, ocurrido el 23 octubre de 2010, en la capital del estado.

En enero de 2003, fue señalado de asesinar a Ignacio Salazar Ramos y Juventino Quiroz Quiroz, vecinos de San Miguel Copala, por la violencia de grupos paramilitares, y por el que lleva el proceso legal 57/2002.

La segunda causa en su contra es la 168/2014, por el asesinato de Heriberto Pazos, exlíder de MULT.

Vía telefónica, desde el Reclusorio Regional Número 2 de Villa de Etla, el triqui orgulloso de sus raíces, originario de San Miguel Copala, perteneciente al municipio de Putla de Guerrero, lee un texto en el que relata un poco del víacrucis que vive.

Empieza su narración, con revelar que fue privado de su libertad el 14 de enero de 2003, y que a 17 años de ser aprehendido, no le han dictado sentencia, además de que se le pretende procesar por delitos que asegura que no cometió.    

“Un pobre como yo, Roberto Cárdenas Rosas, no tengo dinero para aquellos corruptos o para comprar la justicia”, señaló.

Recordó que el 28 de noviembre de 2016, el juez Jesús M. P. quien llevaba su caso, lo visitó para asegurarle que era un preso político, y que, al principio de cada año, precisamente en enero, hay consigna en contra de su expediente de la causa penal 57/2002.

Así también que dicho magistrado le confesó que quien daba la consigna era el “patrón”, y que en esa época se refería al gobernador en turno del estado de Oaxaca.

Acusa a gobernador de fabricar delito

Relató que en julio de 2001, resultó gravemente herido y hubo dos personas muertas, al sufrir una emboscada.

Agregó que días después acudió con el gobernador de esa época en compañía de un grupo de personas triquis.

“El gobernador me hizo una invitación, que aceptara una acusación de reparación de daño de un delito, y que a cambio me daría un automóvil del año, dinero y proyectos productivos, pero dije que no.  Por no aceptar esta manipulación, por no vender mi ideal de lucha, el gobierno del estado de Oaxaca junto con su fiscal me fabricó un homicidio que nunca cometí”, dijo.

Cárdenas Rosas, señaló que el gobierno lo tiene “bajo su yugo, ya que existe corrupción, impunidad y manipulación” en su caso, por eso pide “que las leyes sean justas y transparentes”.

Será vía telefónica el 5 de noviembre del presente año, a las 12:00 horas, cuando se realice la audiencia final de su caso, sin embargo, no le han notificado oficialmente. Teme que por la pandemia de la enfermedad respiratoria de Covid-19, no le permitan estar presente.

 “Yo quiero estar presente en mi audiencia final. No más violaciones a los derechos humanos. Solicitó una comisión del honorable Tribunal Superior de Justicia del estado de Oaxaca, para que intervenga”, finalizó.

Comparte