Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La Procuraduría General de la República (PGR)  aseguró el hotel Vivo Resort e inició una investigación a directivos y administradores por posible comisión de delitos contra el ambiente y la gestión ambiental.

Y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) demandó a un Juez Federal la demolición inmediata de las obras construidas sin autorizaciones de Ley en un ecosistema de playa en la localidad de Bajos de Chila, perteneciente al municipio de San Pedro Mixtepec, Oaxaca.

Además, impuso el pago de una multa equivalente a 48 millones de pesos, contra un proyecto de hotel de playa que se construyó sin autorizaciones de Ley en playas del estado de Oaxaca.

La empresa Éxito Resort fue investigada por la Profepa, el Poder Judicial y la PGR porque incumplió con normas oficiales y ocasionó daños al medio ambiente en las costas de Oaxaca; además generó graves desacatos a las medidas de suspensión ordenadas para proteger el entorno.

Al momento de notificar a la empresa sobre el inicio del procedimiento judicial de responsabilidad ambiental, se detectó que los sellos impuestos por la autoridad habían sido removidos ilegalmente, con el objetivo de continuar las obras en pleno desacato de los mandamientos de la Profepa y de la PGR.

Po esta razón, la empresa responsable de la obra enfrenta 7 siete procedimientos administrativos sancionatorios de Profepa por violar clausuras impuestas y continuar la construcción.

Lo anterior puede constituir delitos contra el ambiente y la gestión ambiental, las cuales pueden ameritar una pena de hasta 12 años de prisión en contra de los directivos que ejerzan dominio sobre las actividades ilegales.

En un comunicado, la Profepa resaltó que aplicó en su contra el Protocolo de Responsabilidad Penal Corporativa al causar dicha empresa daños de manera ilegal y dolosa, desacatando las medidas de seguridad ordenadas por la autoridad ambiental.

La acción emprendida sobre el complejo residencial turístico Vivo Resorts se debe a que luego de 7 procedimientos de inspección federal por parte de esta Procuraduría, optó por violar las clausuras impuestas y continuar la construcción de su proyecto en una superficie de 50 mil metros cuadrados de terreno, ocasionando graves daños al ambiente.

Por ello, la Profepa solicitó al Poder Judicial de la Federación imponer dicha sanción económica judicial contra la empresa Éxito Resorts, responsable del proyecto situada en la localidad de Bajos de Chila, municipio de San Pedro Mixtepec, por no contar con las autorizaciones federales de Impacto Ambiental y Cambio de Uso de Suelo.

El monto de 48 millones será depositado al Fondo de Responsabilidad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Asimismo, la Procuraduría Federal solicitó al Juez de la causa  establecer la restitución del terreno afectado a su estado original mediante la demolición del complejo residencial hotelero construido ilegalmente.

Recordaron que en diciembre de 2016, el Agente del Ministerio Público de la Federación especializado, ejecutó una orden de cateo otorgada por el Juez Tercero Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones.

En la diligencia se obtuvieron los datos necesarios que permiten establecer con precisión la superficie afectada por remoción de vegetación natural. Por ello, se aseguró el inmueble que ocupa la empresa hotelera e inmobiliaria, en el municipio de San Pedro Mixtepec, Oaxaca, así como dos vehículos.

Cabe señalar que la legislación ambiental y forestal prevé que el cambio de uso de suelo en terrenos forestales sólo puede ser llevado a cabo previa evaluación del impacto ambiental, a efecto de evitar o reducir al mínimo los efectos negativos de las obras y actividades inmobiliarias sobre el medio ambiente.

Para remover la vegetación forestal debe preverse el rescate de especies y su adaptación a un nuevo hábitat, además de que ha de realizarse un pago compensatorio al Fondo Forestal Mexicano (FFM).

Comentarios