Eduardo CONTRERAS / Corresponsal

TUXTEPEC, Oax., (página3.mx).- Alrededor de 30 medios de comunicación y 50 periodistas de la región de la Cuenca del Papaloapan, denunciaron de manera pública al Presidente Municipal de Tuxtepec, Fernando Bautista Dávila, por una serie sistemática de acciones contra la libertad de expresión: clonación de cuentas de redes sociales, amenazas contra reporteros críticos, manejo de boots cibernéticos y llamadas telefónicas de asesores de presidencia a dueños de medios para amedrentarlos por señalar los errores dentro de la administración.
La escalada de estos hechos que han sucedido desde que tomó protesta el 1 de enero de 2017, tuvo su punto clave este 9 de marzo con la filtración de un audio en redes sociales publicado por cuentas falsas de Facebook, donde presuntamente aparece la Directora de Comunicación, Luisa Cunjama Hernández, dando una opinión crítica contra miembros del actual gobierno.
El video escándalo local fue editado por personal experto en la materia, denunciaron los comunicadores, y se distribuyó durante la madrugada con la finalidad de destituir a Cunjama Hernández, quien finalmente dejó el cargo por la mañana de manera condicionada por Gilberto Manuel Gutiérrez Márquez, director de Recursos Humanos, quien afirmó que el despido vino de órdenes del presidente tuxtepecano, argumentando “pérdida de confianza”.
Luisa Hernández se negó a firmar el despido injustificado que intentó hacer pasar la administración como una renuncia. El Director de Administración, Josué Reyna Zavaleta, confirmó que el despido se debió al video filtrado en las redes sociales y al ser cuestionado por el espionaje que denunciaron los medios refirió que no salieron del ayuntamiento; sin embargo, sí puede ser causal de despido.
Agrupados los medios de comunicación emprendieron una denuncia en la Procuraduría General de la República (PGR) por otros casos que han sucedido en las últimas semanas y donde la mano de gobierno municipal, afirmaron ha estado presente al haber un despliegue de recursos con acciones intimidatorias.
Oswaldo Martínez Oropeza dijo que su página fue clonada para desde ella emprender críticas contra los opositores al gobierno de Dávila. Claudia Ramos, ex reportera de radio, fue atacada desde cuentas falsas de manera personal en las publicaciones críticas contra el ayuntamiento.
Después de hacer la denuncia pública y presentar la queja ante la Fiscalía de Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) fueron respaldados por el gremio periodístico y las distintas organizaciones en que están agrupados en la Cuenca del Papaloapan donde exigieron la intervención del Gobierno del Estado y la Federación para que frene el espionaje contra comunicadores y se de con los responsables de estos hechos que atentan contra la libertad de expresión.
Regidores de la misma administración también indicaron existe la sospecha que sus teléfonos fueron intervenidos desde hace semanas y dicho espionaje viene por parte del mismo personal interno, afirmaron a medios de comunicación que existe el riesgo de que el presidente Fernando Dávila esté enterado y autorizando dichas acciones para ser usados con fines políticos.

Comentarios