Atenas, 28 oct (PL) La pobreza infantil casi se duplicó en Grecia desde el inicio de la crisis económica en 2008, pasando del 23 al 40,5 por ciento en cinco años, según un estudio presentado hoy por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
Bajo el título de Niños de la recesión, el impacto de la crisis económica sobre el bienestar de la infancia en los países ricos, la investigación analizó la situación de los menores en los 41 países más ricos y detectó un preocupante aumento de la pobreza infantil en 23 de ellos, principalmente del sur de Europa.

En el caso de Grecia durante el periodo de 2008 a 2012 los ingresos familiares retrocedieron a los niveles de 1998 y la pobreza de los más pequeños pasó del 23 al 40,5 por ciento situándose en el puesto 40 de los países analizados.

Unicef también constató que debido a la crisis el número de jóvenes de entre 15 y 24 años que no realizaban estudios o algún tipo de formación, y que tampoco tenían trabajo, creció en un 30 por ciento en países como Croacia, Chipre, Grecia, Italia y Rumania.

Los datos mostraron que los jóvenes griegos excluidos de la enseñanza, la formación o el empleo pasaron del 11,7 por ciento en 2008 al 20,6 por ciento en 2012, colocando de nuevo al país en el penúltimo puesto del ranking.

La investigación advirtió que “la ausencia de una estrategia de respuesta audaz” por parte de los gobiernos “podría tener efectos negativos a largo plazo para las sociedades”, y agravar la situación de recesión que aún predomina en los países más afectados.