Diana MANZO/Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (pagina3.mx).- Desde el lunes por la tarde, en las instalaciones del foro ecológico de Juchitán, inició la primera fase llamada de acuerdos previos, en torno a la consulta indígena, como lo estipula el Convenio 169 de la OIT, con el fin de que la sociedad juchiteca avale o rechace el proyecto de generación de energía eólica en Juchitán, a cargo de la empresa Eólica del Sur.

Esta etapa arrancó con un aproximado de 200 solicitudes previamente registradas ante la Secretaría Municipal del ayuntamiento juchiteco, cuyos peticionarios llegaron puntuales a la cita para reunirse con las autoridades municipales que encabeza el alcalde juchiteco Saúl Vicente Vásquez e integrantes del Gobierno del Estado y de la Secretaría de Energía federal.

El acto inaugural estuvo a cargo del alcalde Saúl Vicente Vásquez, quien precisó que esta consulta es histórica para los pueblos del Istmo y que Juchitán como municipio está corriendo el riesgo de enfrentar una decisión popular, por lo cual ha adoptado el derecho jurídico indígena con base en el Convenio 169.

“No es la primera vez que nos reunimos con los representes de diferentes autoridades tanto federales como estatales, son más de 30 veces supongo yo, pero en esta primera etapa queremos escuchar al pueblo de Juchitán, que nos diga su sentir en torno a un parque eólico, como alcalde mi compromiso es hacer valer su estado de derecho y la facultad a su libre expresión, venimos a escuchar su sentir”, expresó.

Al igual, Ana María Sánchez Hernández, representante de la Subsecretaría de Hidrocarburos, de la Secretaría de Energía, explicó el método y los objetivos de esta fase, escuchando a cada uno de los individuos que expresaron su sentir.

Esta primera fase de cinco -que se efectuarán-, contempla un calendario de quince días en donde seis grupos previamente divididos por rubros, dialogarán y propondrán acciones en torno a su aprobación o desacuerdo para instalar el parque eólico en terreno zapoteca.

En la primera fase de la consulta se presentaron 200 solicitudes de participación.
En la primera fase de la consulta se presentaron 200 solicitudes de participación.

Los cinco rubros en que se divide esta fase de acuerdos previos, integra a dueños de bienes o derechos sobre los terrenos donde se ubicarán las torres eólicas, representantes de instituciones educativas, habitantes de las localidades y asentamientos humanos, asociaciones ganaderas y productivas, integrantes del padrón básico de comuneros y ejidatarios del municipio de Juchitán.

Asimismo, estarán presentes representantes de organizaciones económicas, cooperativas, asociaciones de pescadores artesanales, sociedad de velas, organizaciones civiles y mujeres indígenas.

En esta primera etapa, se contó con la presencia de representantes de la Comisión para el diálogo de los pueblos de México, de la Secretaría de Gobernación (Segob), de la Secretaría de Relaciones Exteriores(SRE), de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), de la Secretaría de Gobierno del estado de Oaxaca (Segego), regidores del ayuntamiento de Juchitán, Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (STyDE) del estado de Oaxaca, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI) del gobierno de Oaxaca, Subsecretaría de Gobierno.

También se contó con la presencia de dos relatores, uno en lengua castellana y uno en zapoteco, al igual que Tizoc Morgan de la Cruz, quien fungió como traductor de lengua zapoteca durante la primera fase.

Esta consulta indígena, es la primera vez que se efectúa en un municipio de la región del Istmo de Tehuantepec, pese a que están actualmente instalados 21 parques eólicos  y 1186 aerogeneradores, en terreno de Juchitán y dos agencias municipales (la Venta y la Ventosa) , además  de municipios como Santo Domingo Ingenio, Unión Hidalgo, El Espinal e Ixtaltepec, el cual se le conoce como Corredor Eólico del Istmo de Tehuantepec y representan el 90 por ciento de toda la energía eólica que se produce en el país.