Horacio Corro Espinosa

Oaxaca.- Un líder no es líder si no tiene honestidad, si carece de valor y le da preferencia a la mentira. La mentira es cobardía. La mentira siempre ha ocasionado problemas, ha destruido vidas, ha arruinado proyectos y termina con las amistades.

No obstante, la verdad embellece a las personas que viven por ella. Aquel que siempre dice la verdad puede mirar a los ojos a todo el mundo sin tener vergüenza.

Desafortunadamente la mentira es lo que ha despuntado en muchos de nuestros políticos.

Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, presidente municipal de Huajuapan de León, anda a salto de mata, pues a lo largo de su mandato, el mentir se le da con mucha facilidad.

El martes 24 de este mes, la empresa radiofónica la mejor FM, de Huajuapan, le hace una serie de afirmaciones al munícipe, por sus mentiras vertidas en la sesión ordinaria de cabildo del 18 de este mes.

Habrá que recordar que en su primer informe de gobierno, habló de 160 obras donde se invirtieron 180 millones de pesos, de las cuales, algunas sólo existen en su imaginación y otras ni siquiera se han iniciado.

Luis de Guadalupe, en la sesión de cabildo, se refirió a “los precios muy carísimos” que le ofrece la radio, y que por esta razón, él no estaría dispuesto a gastar. Pero qué  tal, el tiempo es oro, y oro es lo que pagamos los contribuyentes. A principio de su administración, él gastó su tiempo y el de los demás regidores al atender a los diputados panistas de varias entidades del país, convirtiendo el evento en un acto partidista y a favor de promocionar su imagen.

Además, dijo que su ayuntamiento municipal no conoce la licencia de funcionamiento de esta empresa radiofónica. Con esto, él usa la política del chantaje para someter a sus opositores. Lo mismo hizo cuando trató de presionar a los gasolineros de Huajuapan. Martínez Ramírez siempre trata de usar el poder que le asignó el pueblo, aunque sin mucha inteligencia, para que sus enemigos se le arrastren y él resulte victorioso.

Desde principios del 2014 a la fecha, sus chantajes llevan el mismo fin. El 9 octubre, apareció una amenaza de muerte en su contra. De esa dizque amenaza, responsabilizó a la estación de radio por cualquier daño que pudiera sufrir el presidente o cualquier funcionario de su ayuntamiento, ya que “La Mejor”, dijo, se presta a que la ciudadanía haga comentarios anónimos por Internet en su misma página. Con esa declaración demostró su analfabetismo sobre los medios digitales.

Uno de los principios del Partido Acción Nacional, dentro de sus documentos básicos, es la verdad como fundamento, sin embargo, este presidente municipal, no le tiene ningún respeto a este valor de su partido. Eso no es un buen ejemplo para los militantes ni para el panismo huajuapeño, entonces ¿cómo puede predicar sin un buen ejemplo?

Ahora que ha hecho migas con el ala magisterial de la 22 en Huajuapan, y que ya encontró un medio que lo apoya para difundir su labor municipal, supongo que tratará de iniciar una exitosa y vertiginosa carrera de liderato magisterial. Sospecho que con esto, el magisterio ya lo comienza a conocer, pero allá ellos si lo aceptan.

El mentiroso, inventa mentiras para defenderse o protegerse de algo. El mitómano, miente con una tendencia morbosa para desfigurar la realidad, imagina y siente cosas que no suceden realmente. Miente por la ambición de no perder lo que tiene, para proteger su fragilidad y comodidad. Ahora que tú ya conoces la historia, ¿cómo lo clasificarías?

 

Twitter:@horaciocorro
Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx