Hay otro Carlos representado en la muestra varias veces, que sí llegó a ser rey, Carlos II, hijo de Felipe IV y de la reina Mariana.
El visitante interesado en el tema es llevado a buscar datos sobre algunos de los personajes para no entrar en confusión.
Ambas entrelazan sus manos con una figurita probablemente emblemática que tal vez refiera a su medio hermano Carlos de Austria, príncipe de Asturias.
Hay otra virtud o ventaja, si así quiere llamársele.
Se exhiben retratos de taller de ambos monarcas basados en originales de Velázquez.


Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/09/22/opinion/a08a1cul