brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Reportero mexicano asesinado a balazos en el estado de Guerrero
Por Agencias
25 de abril, 2016
Comparte

Ciudad de México, 25 de abril de 2016-El periodista mexicano Francisco Pacheco Beltrán fue asesinado a balazos el lunes frente a su casa en la ciudad de Taxco, en el estado de Guerrero, según informes de prensa. Pacheco era reportero de varios periódicos regionales y un colaborador habitual de una estación de radio.

“El ciclo de violencia interminable contra los periodistas mexicanos está devastando a la prensa local”, afirmó Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ. “Las autoridades federales deben investigar exhaustivamente el crimen estilo ejecución de Francisco Pacheco Beltrán y agotar todos los motivos posibles, incluyendo vínculos con su labor periodística”.

Familiares de Pacheco afirmaron al CPJ que la víctima fue atacada frente a su casa por un número no identificado de asaltantes y recibió dos balazos en la nuca, hoy poco después de las 6 a.m., cuando regresaba a su hogar luego de llevar a una de sus hijas de la terminal de buses.

Otra de las hijas de Pacheco indicó al CPJ que ella y su madre estaban en su casa al momento del ataque. Sostuvo que escucharon ruidos que sonaron como petardos y luego de inspeccionar encontraron el cuerpo sin vida de su padre cerca de la puerta de entrada de la casa. Agregó al CPJ que no había ningún rastro sobre el supuesto autor o autores.

Las autoridades locales confirmaron al CPJ que encontraron dos casquillos de balas en la escena del crimen, pero indicaron que aparentemente no hubo testigos del asesinato.

Pacheco, de 55 años de edad, cubría noticias locales para el diario Sol de Acapulco; era editor de Foro de Taxco, un semanario; y colaboraba habitualmente con Capital Máxima, una radio radicada en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero.

Pacheco también tenía un sitio web, donde con regularidad publicaba artículos sobre violencia y crimen en la región, que en los últimos años ha escalado por el crimen organizado y el narcotráfico. La ciudad vecina de Iguala ha sido epicentro del secuestro masivo y supuesto asesinato de 43 estudiantes en 2014, y tanto Taxco como Iguala han sido escenario de una violenta disputa entre grupos criminales antagónicos.

Algunos informes de prensa describieron el trabajo de Pacheco como crítico de las autoridades locales y en particular del alcalde de Taxco. Sin embargo, los familiares y colegas señalaron al CPJ que no habían recibido amenazas y que no parecía preocupado por su seguridad.

Sus más recientes colaboraciones para Capital Máxima se habían referido al turismo en Taxco y a la confusión social que generó un incendio. Pacheco también informó sobre violencia en la ciudad costera de Acapulco.

“Su asesinato es muy sorpresivo. Él había sido nuestro colaborador durante muchos años, pero nunca supe sobre amenazas que haya recibido”, indicó al CPJ Federico Sariñana, director del programa de noticias de la radio con la que colaboraba Pacheco.

México es uno de los países más peligrosos para la prensa en el mundo, según la investigación del CPJ. Al menos 36 periodistas han sido asesinados por su labor desde que el CPJ comenzó a documentar estos casos en 1992. Otras varias decenas murieron en circunstancias poco claras. El país figura octavo en el Índice de Impunidad del CPJ de 2015, que destaca los países donde los periodistas son asesinados y los responsables quedan libres.

Ciudad de México, 25 de abril de 2016-El periodista mexicano Francisco Pacheco Beltrán fue asesinado a balazos el lunes frente a su casa en la ciudad de Taxco, en el estado de Guerrero, según informes de prensa. Pacheco era reportero de varios periódicos regionales y un colaborador habitual de una estación de radio.

“El ciclo de violencia interminable contra los periodistas mexicanos está devastando a la prensa local”, afirmó Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ. “Las autoridades federales deben investigar exhaustivamente el crimen estilo ejecución de Francisco Pacheco Beltrán y agotar todos los motivos posibles, incluyendo vínculos con su labor periodística”.

Familiares de Pacheco afirmaron al CPJ que la víctima fue atacada frente a su casa por un número no identificado de asaltantes y recibió dos balazos en la nuca, hoy poco después de las 6 a.m., cuando regresaba a su hogar luego de llevar a una de sus hijas de la terminal de buses.

Otra de las hijas de Pacheco indicó al CPJ que ella y su madre estaban en su casa al momento del ataque. Sostuvo que escucharon ruidos que sonaron como petardos y luego de inspeccionar encontraron el cuerpo sin vida de su padre cerca de la puerta de entrada de la casa. Agregó al CPJ que no había ningún rastro sobre el supuesto autor o autores.

Las autoridades locales confirmaron al CPJ que encontraron dos casquillos de balas en la escena del crimen, pero indicaron que aparentemente no hubo testigos del asesinato.

Pacheco, de 55 años de edad, cubría noticias locales para el diario Sol de Acapulco; era editor de Foro de Taxco, un semanario; y colaboraba habitualmente con Capital Máxima, una radio radicada en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero.

Pacheco también tenía un sitio web, donde con regularidad publicaba artículos sobre violencia y crimen en la región, que en los últimos años ha escalado por el crimen organizado y el narcotráfico. La ciudad vecina de Iguala ha sido epicentro del secuestro masivo y supuesto asesinato de 43 estudiantes en 2014, y tanto Taxco como Iguala han sido escenario de una violenta disputa entre grupos criminales antagónicos.

Algunos informes de prensa describieron el trabajo de Pacheco como crítico de las autoridades locales y en particular del alcalde de Taxco. Sin embargo, los familiares y colegas señalaron al CPJ que no habían recibido amenazas y que no parecía preocupado por su seguridad.

Sus más recientes colaboraciones para Capital Máxima se habían referido al turismo en Taxco y a la confusión social que generó un incendio. Pacheco también informó sobre violencia en la ciudad costera de Acapulco.

“Su asesinato es muy sorpresivo. Él había sido nuestro colaborador durante muchos años, pero nunca supe sobre amenazas que haya recibido”, indicó al CPJ Federico Sariñana, director del programa de noticias de la radio con la que colaboraba Pacheco.

México es uno de los países más peligrosos para la prensa en el mundo, según la investigación del CPJ. Al menos 36 periodistas han sido asesinados por su labor desde que el CPJ comenzó a documentar estos casos en 1992. Otras varias decenas murieron en circunstancias poco claras. El país figura octavo en el Índice de Impunidad del CPJ de 2015, que destaca los países donde los periodistas son asesinados y los responsables quedan libres.

Enlace: https://cpj.org/es/2016/04/reportero-mexicano-asesinado-a-balazos-en-el-estad.php

Comparte