Eduardo Contreras

TUXTEPEC.- Las autoridades del Poder Judicial del Estado de Oaxaca, violentan las garantías individuales de las personas imputadas hablantes de alguna lengua indígena, al imponer a personas no aptas para fungir como Traductores-intérpretes.

Sergio Figueroa Dionicio, abogado litigante e intérprete-traductor indígena en San Juan Bautista Tuxtepec, acusó que hay una tajante violación a los derechos humanos cuando un imputado es hablante de alguna lengua indígena y no le conceden a un intérprete y sólo ponen a disposición a una persona de su comunidad sin estar certificada.

“No es lo mismo porque un intérprete práctico no conocerá los términos jurídicos, pero si es un perito-intérprete capacitado y certificado por alguna institución como el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) o la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas (CDI) facilitaría el trabajo y no se tendría errores”, afirmó.

“El gobierno tiene un problema, porque entre comillas dice no tener recursos para facilitar un intérprete y entonces en lugar de buscar a una persona debidamente capacitada, utilizan a intérpretes prácticos, porque a estos últimos les pueden dar un simple apoyo”, abundó.

Pese a existir en el tribunal un departamento de periciales, donde deberían existir peritos intérpretes culturales, no cuentan con este personal y dan como excusa la falta de recursos.

“Esto representa un violación a los derechos de las personas, porque no se cumplen los acuerdos que marcan los acuerdos internacionales, que protegen a las personas indígenas”, reiteró.

Pero el problema se extiende todavía más, porque en la región de la Cuenca del Papaloapan hay 11 variantes distintas de la lengua materna chinanteca y seis variantes en la lengua mazateca, pero no se cuente con el mismo número de traductores-intérpretes.

Figueroa Dionicio detalló que, en el padrón del instituto de lenguas indígenas únicamente se tiene el registro de cuatro peritos intérpretes capacitados sólo en la variante de San Lucas Ojitlán mientras que la lengua materna mazateca apenas hay dos intérpretes certificados por alguna institución.