Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- A un mes de que el gobernador Alejandro Murat Hinojosa le tomó protesta a Gabriela Velásquez Rosas como Secretaria de Salud de Oaxaca, fue acusada de presuntos actos de corrupción y de asignar compensaciones escandalosas a funcionarios, amigos inhabilitados y compadres.

A la servidora pública estatal la acusan de infringir la Ley de Obra Pública de Estado al favorecer a la empresa “COVASA” para la construcción del laboratorio del Hospital de la Niñez Oaxaqueña por un monto de 25 millones de pesos a cambio de un porcentaje (10%) para la adjudicación de la obra.

De igual forma, se le acusa de contratar a la empresa de un familiar denominada Servicios Integrales de Seguridad, Limpieza y Mantenimiento por tres meses y con un costo de 30 millones 360 mil pesos, pero sin ningún proceso licitatorio.

Esto sin contar de que asignó estipendios a sus allegados que llegan hasta los 70 mil pesos y de rodearse de asesores que se encuentran inhabilitados por ocho años por presuntamente incurrir en actos de corrupción en las administraciones pasadas.

Trabajadores de la Secretaria de Salud precisaron que en el caso de la obra del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, Velásquez Rosas favoreció a la empresa “COVASA” a pesar de que se encontraba en tercer lugar.

Mencionaron que después de que el presunto dueño de la empresa Jorge Bueno se reunió con la secretaria de Salud “se retiraron los documentos físicamente de la dirección de Infraestructura, lugar donde se lleva a cabo la licitación, para cambiar el fallo y emitirlo a su favorecido, el cual era adverso para la empresa”.

De esta forma, “COVASA” fue favorecida con la obra que tiene un costo de 25 millones de pesos.

También hubo irregularidades en la contratación de la empresa Servicios Integrales de Seguridad, Limpieza y Mantenimiento por un monto de 30 millones 360 mil pesos por un periodo únicamente de tres meses, de los cuales, 9 millones 268 mil pesos serían canalizados para vigilancia y 21 millones 92 mil pesos para limpieza.

Lo cuestionable es que la empresa no aparece en ningún proceso licitatorio a nivel nacional, ni en compranet ni en internet, por lo que “se deduce que es una empresa patito a modo para obtener beneficios para la familia”.

“Hay unidades médicas, que hasta el día de hoy, carecen de personal de limpieza, vigilancia y la titular ni siquiera está enterada que su empresa contratada no está cumpliendo con lo contratado”, puntualizaron.

Respecto a las compensaciones “escandalosas” exhibieron una lista donde la directora de Planeación y Desarrollo (sin registro), Karla de los Ángeles Pablo Calderón, gana 71 mil pesos mensuales y el director de Infraestructura y Servicios Generales (sin registro de actividades), Salvador Valdivia Méndez (cuñado del ex secretario Germán Tenorio) gana 70 mil 747 pesos y el coordinador de Jurisdicciones gana 65 mil pesos.

Le siguen Marcelo Fidas Noguera Sánchez con 53 mil 260 pesos; Guillermo Daniel Lozano Alpuche con 52 mil, Enrique de Gaspe Dommville con 50 mil; Víctor Hugo Santos León con 42 mil 264 pesos; Agustín Aurelio Rangel Hernández con 40 mil pesos pese a que trabaja en el gobierno de Puebla; y Germán de Jesús Tenorio Vasconcelos con 35 mil 694 pesos.

Lo cuestionable es que entre su equipo de trabajo mantiene Víctor Hugo Santos León como asesor pese a que está inhabilitado por 8 años en el 2013 por pagar trabajos no ejecutados del hospital de Acatlán de Pérez.

Además, mantiene al médico veterinario Salvador Valdivia Méndez, quien  era el encargado de pagar medios en aquel entonces, teniendo una nómina de 11 millones mensuales.

De igual forma, acusan que tiene como asesora a Sofía León Silva quien fue inhabilitada  por el robo de 5 millones  y a Ernesto García Sánchez por la pérdida de 3 millones de pesos en detrimento del hospital de la niñez.