Eduardo CONTRERAS / Corresponsal

TUXTEPEC, Oax., (página3.mx).- El Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) en San Juan Bautista Tuxtepec, uno de los organismos encargados de certificar edificios, sea público o privado, como “Libre de humo de cigarro”, se declaró rebasado en estas funciones, ante la cantidad de espacios que deben vigilarse.

El director del Centro, Gabriel Reyes Jiménez, reconoció que al tomar en cuenta que en toda la entidad únicamente son siete centros los encargados de hacer las certificaciones, evidentemente se quedarán cortos para hacer que todos y cada uno de los establecimientos que vienen comprendidos en la Ley Estatal, puedan estar certificados.

“También, la capacidad para poder estar supervisando el seguimiento, en estos momentos, al tratarse de una legislación relativamente nueva y que todavía está en proceso de implantarse, alenta los trabajos”, abundó.

Detalló que los tiempos para ser acreditado dependerán de las condiciones en que se encuentre el edificio desde un inicio del proceso, porque algunos cuentan ya con ciertas características que los ayudan como señalización o ya tiene la intención de hacerlo.

Reconoció que en ocasiones, los propios negocios e iniciativa privada establecen políticas internas, a las que deben sujetarse los trabajadores, también cumplen con la colocación de la señalética correspondiente para hacer notar que buscan ser un espacio libre del tabaco.

Pero también reconoció que, la facilidad por adquirir el tabaco y el bajo costo en el que se compra, en poco abona la tarea de buscar reducir, además de respetar a las personas no fumadoras, los índices de personas consumidoras de la sustancia.

Recordó que el consumo del cigarro es dañino para la salud provoca diversas complicaciones en el organismo humanos y que no sólo afecta a los consumidores, también a las personas no fumadoras que constantemente entre estas personas y el humo del tabaco.