Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (pagina3.mx).- Unos 500 integrantes de la Coordinadora General de Damnificados de la región del Istmo de Tehuantepec afectados por los sismos del 7 y 23 de septiembre del pasado partieron en caravana motorizada con destino a la Ciudad de México para exigir a las autoridades federales la realización de un segundo censo que incluya a los 41 municipios de esta región oaxaqueña.

A esta marcha motorizada la nombraron “Caravana de los olvidados”, en la cual fueron integrados afectados por los sismos del 7 y 23 de septiembre que no fueron censados; es decir, carecen de un folio de parte de la Sedatu, otros que no recibieron tarjeta de reconstrucción, al igual los que requieren reclasificación de daños de parcial a total  y finalmente los que recibieron tarjeta pero sin saldo.

Con pancartas, lonas y algunas mantas, las personas damnificadas se organizaron por localidades y se concentraron en la Ciudad de Juchitán para dirigirse a la capital oaxaqueña y posteriormente a la Ciudad de México.

Habitantes de Matías Romero, Ixtepec, Ixtaltepec, El Espinal, Juchitán, Unión Hidalgo, San Mateo del Mar, Tehuantepec y otros municipios de esta región exigieron al gobierno federal un censo completo de las personas damnificadas y no una simulación como lo que hicieron hace un par de semanas cuando solo tomaron en cuenta a 8 municipios de los 41 afectados.

Jorge Domínguez López, originario de Juchitán, es damnificado por el sismo del 23 de septiembre, no tiene casa y vive en un refugio comunitario que le regalaron, con el segundo censo no pudo reclasificar su tarjeta solo recibió 15 mil pesos para reconstruir la totalidad de su vivienda, pero no le alcanzará, por eso decidió unirse a la caravana.

Según datos de la Coordinadora General de Damnificados del Istmo, tiene un registro de 16 mil personas afectadas por los sismos del 7 y 23 de septiembre que reclaman ayuda de las autoridades y que hasta la fecha, después de 7 meses del terremoto, no han podido reconstruir sus viviendas.

Soid Ruiz López, vocero de esta coordinadora general de damnificados, señaló que la exigencia es que se aplique un segundo censo pero “serio” y digno para las familias que están afectadas, debido a que el que se aplicó en marzo -derivado de la declaratoria del Fondo Nacional de Desastres- olvidó censar a miles de personas afectadas, debido a que solo benefició a 8 municipios del Istmo y no a los 41 donde se presentaron daños.

“Exigimos la atención de las autoridades debido a que no existe un censo completo, un registro donde se tome en cuenta a las familias que no tienen tarjeta y a los que necesitan la reclasificación de los daños, lo que se ha hecho es una simulación de censo y por eso nos vamos a la ciudad de México a manifestarnos y denunciar que en Oaxaca hace falta mucha atención”, dijo.

La ruta de la caravana será llegar la noche del domingo al poblado de El Tule en Oaxaca, y posteriormente al medio día del lunes 16 de abril ingresar a la capital oaxaqueña y realizar una manifestación, de ahí seguir el camino a Nochixtlán y el miércoles partir al estado de Puebla, al municipio de Izúcar de Matamoros, para reunirse con damnificados y finalmente el jueves salir a la Ciudad de México y llegar el viernes 20 para tener un encuentro con los damnificados del Frente Nacional y exigir atención.


---