Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- Dirigentes y candidatos de la coalición “Por Oaxaca al Frente” integrada por el PAN-PRD-MC pidieron al Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, sacar las manos de la elección y aceptar que su partido perderá en las urnas el próximo 1 de julio.

En conferencia de prensa, la dirigente del PAN, Natividad Díaz Jiménez; el candidato al Senado de la república, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, dirigentes del PRD y MC, aseguraron que el PRI está desesperado porque se le va el poder de las manos en Oaxaca.

Ramírez Puga Leyva refirió que Oaxaca está ubicada a nivel nacional como la segunda con mayor violencia política, después de Guerrero, quien lleva 24 homicidios vinculados al proceso electoral, mientras que en Oaxaca, van 19 de diversos partidos.

Aseguró que el PRI-Gobierno está recrudeciendo la guerra sucia y violentando el proceso electoral.

Ante representantes de los medios de comunicación sostuvo que es evidente la desesperación del PRI y de su gobierno.

“Sabemos que hay una instrucción superior de no permitir el libre tránsito de quienes promuevan las candidaturas del Frente”, sostuvo.

A pesar de que se han presentado las denuncias y entregado fotografías de agresores, “es lamentable que se violente un proceso electoral, aún más cuando una mujer indefensa es la víctima de estos atropellos”.

Por lo pronto, hizo un llamado al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, a los funcionarios del gabinete y a delegados federales, a que se dediquen a trabajar y a entregarle cuentas a Oaxaca.

“No más violencia política, no más uso indiscriminado de los programas sociales ni destrucción de propaganda, que lo escuchen bien: vamos a ganar esta elección.

“Tenemos todos los instrumentos para hacerlo, de ahí el miedo y su insistencia de incidir en el resultado del primero de julio de este año”, advirtió Héctor Pablo.

La presidenta estatal del PAN, Natividad Díaz, llamó al gobernador Alejandro Murat para que atienda primeramente la ingobernabilidad, porque no es sólo la delincuencia que afecta a la entidad, sino la falta de capacidad del Mandatario.

“Le digo al gobernador que acepte su derrota, que ya perdió esta elección, que se ocupe en hacer un buen papel como funcionario público”, sentenció.

En tanto, el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, Ricardo Coronado, exhortó al Ejecutivo estatal a tomar por primera vez en año y medio las riendas de su gobierno, que se convierta en un hombre de estado y no en el operador de una campaña de estado. 

“Señor gobernador, saque las manos del proceso electoral, deje a los oaxaqueños decidir en paz, basta de un clima de violencia y de usar las instituciones del estado para ayudar a sus candidatos”, expresó.

En su oportunidad, el secretario general del PRD, Hugo Jarquín, lamentó que la Fiscalía General de Justicia del Estado no agilice las investigaciones por los asesinatos políticos ni su titular tenga intención de recibir a las dirigencias de los partidos.

“Le pedimos al gobernador de nuestro estado que se ponga las pilas y garantice que haya condiciones para terminar las campañas políticas y desarrollar en un clima de tranquilidad la jornada electoral”, puntualizó.