“Dice una amiga que le tiene miedo al peje, pero yo le digo: ‘¿para qué le tienes miedo si al final, después de las elecciones, nosotros vamos a seguir trabajando igual?’”: familia de Kanasín, uno de los tres municipios conurbados de Mérida, que actualmente gobierna el PRI.

Texto: Daniela Pastrana

Fotos. Ximena Natera

KANASIN, YUCATÁN:- En este lugar es difícil pensar que estamos en la zona conurbada de Mérida. El centro del municipio es un asentamiento popular que quedó cercado entre desarrollos inmobiliarios de clase media. Su parque central tiene un monumento al payaso Pepillin (no confundir con Cepillín) y otro del hombre maya, cuya base está pintada del mismo verde limón del Palacio Municipal, en un tono tan intenso que hace lucir más el cielo azulísimo de la tarde.

Las calles aledañas parecen un rally de propaganda electoral. Hay de todos los partidos. Algunos candidatos aparecen caminando sobre los techos de las casas, con sus aplanadas y sonrientes figuras recortadas de los espectaculares, la innovación publicista de la campaña.

Es el sábado 26 de mayo y Kanasin es un alboroto. El Partido Nueva Alianza (PANAL) se prepara para arrancar uno de sus recorridos en caravana, que se han vuelto comunes en esta campaña: son filas y filas de vehículos que cruzan la calle principal del pueblo en total algarabía, con música y porras, las camionetas van a tope de familias que cargan hasta el perico y sueltan consignas como si de verdad alguno de sus candidatos tuviera posibilidades de ganar.

Desde las casas saludan el paso de la caravana de Nueva Alianza, aunque tengan propaganda de otros partidos colgada de sus bardas. A fin de cuentas, son vecinos y, gane quien gane, habrá comida para todos.

— Al final todos se roban los votos, es lo normal — dice sin prejuicios Zazil, una mujer de mirada franca que mira el barullo desde el zaguán de su casa.

Junto a ella están su esposo y su madre, con un pequeño sin pañal que no deja de sacudirse en la carreola.

— Mi suegra va a votar por López Obrador porque le gusta — dice el hombre sin levantar la vista.

— Ah, qué loco está mi yerno — responde apenada la mujer, aunque luego admite que si votará por el candidato de Morena… como todos en esta casa.

— Aquí vino hace como tres meses y si llenó (el parque), a mí me sorprendió porque venía solo, sin seguridad — cuenta el yerno.

— ¿Los demás candidatos no han venido?

— No, sólo él. Los demás han ido a Mérida. Acá lo que va a haber es un voto cruzado, como le dicen. Porque acá siempre gana el PRI o a veces el PAN, pero ahora sí hay mucha gente que está más con López Obrador, ¡hasta en Mérida! — dice Zazil.

— ¿Y la gubernatura? ¿Quién creen que gane?

— Pues… yo pienso que Mauricio Vile. Es que mucha gente ya no quiere al PRI

Nota completa: http://elecciones2018mx.periodistasdeapie.org.mx/2018/06/10/en-yucatan-se-alista-el-voto-cruzado/

COMPARTIR