Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (pagina3.mx).- El sacerdote y defensor de los derechos de migrantes, Alejandro Solalinde Guerra, rechazó la postulación de ser el próximo titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por una invitación que le hiciera Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México.

En conferencia de prensa, el fundador del albergue “Hermanos en el Camino” ubicado en Ciudad Ixtepec señaló que como sacerdote y defensor de los derechos humanos su caminar debe ser libre y que eso no significa que no estará dando acompañamiento a la situación de derechos humanos del país, pues su misión es ayudar al prójimo pero como un sacerdote de a pie y no como un funcionario.

Solalinde Guerra dijo que en atención a esta invitación que le hiciera López Obrador propuso que el cargo como Ómbudsman del Estado mexicano debería recaer en una mujer, por lo que invitó a Elizabeth Lara Rodríguez, actual delegada de la CNDH en Oaxaca para postularse.

“Creí en el cambio y creo en el cambio y así se lo manifesté a nuestro Presidente de la República electo, pero también soy un sacerdote libre y soy congruente con las cosas, hace 2 años platiqué largamente con Andrés Manuel López Obrador y desde entonces coincidimos en que México necesita dar atención urgente a los derechos humanos, y esa es mi meta, luchar por que las cosas mejoren en este país a favor de todos”, explicó.

El sacerdote reconoció que México necesita que una mujer ocupe el cargo en la CNDH y su propuesta es Elizabeth Lara, a la que se expresó como una persona admirable y que ha trabajado incansablemente por casi 10 años en la defensa y acompañamiento de los migrantes a favor de que sus derechos sean reconocidos y defendidos.

Por su parte, Elizabeth Lara Rodríguez agradeció la invitación del sacerdote Alejandro Solalinde Guerra y dijo que esperará los tiempos necesarios para la convocatoria que haga la Comisión permanente de Derechos del Senado de la República, pero que su única misión es siempre ayudar y mejorar las condiciones de vida.

Elizabeth Lara Rodríguez es originaria de la comunidad de Loma Bonita Oaxaca, abogada por la Universidad Veracruzana y maestra de derecho privado por la UABJO, desde hace 10 años labora en la CNDH y desde hace 7 ocupa el cargo como delegada de la dependencia en la entidad oaxaqueña, oficina Ciudad Ixtepec.