Jaime GUERRERO 

OAXACA (#pagina3.mx).- La LXIII Legislatura, no aprobó las cuentas públicas 2014, 2015, la de los últimos 11 meses del 2016 ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, así como el mes de diciembre del 2016, que administró actual mandatario, Alejandro Murat Hinojosa, porque el organismo superior del fiscalización, no disgregó ese periodo, que en su mayoría fueron pagos de deudas por el orden de los 4 mil 500 milloens de pesos que dejó el ex gobernador emanado de las siglas del PAN, PRD, PT y MC.

En suma, los presuntos desvíos que detectó el organismo superior de Fiscalización en los últimos 3 años de la administración de Cué Monteagudo, ascienden 228 millones 271 mil 858 pesos.

Votaron a favor del dictamen emitido por la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización -que resolvió no aprobar las cuentas públicas de Cué Monteagudo- 27 diputados del PRI, PAN, PRD, PT, PVEM y Morena.

Los diputados de Morena, Fernando Lorenzo, María de Jesús Melgar y Alejandro Aparicio, abandonaron la sesión, durante la votación, por posición maniquea política.

Por lo pronto, corresponderá al Tribunal de lo Contencioso Administrativo, al Organismo Superior de Fiscalización y la Fiscalía Anticorrupción, conocer de los presuntos desvíos de recursos, realizar los procedimientos administrativos resarcitorios, penales u sancionatorios, contra los funcionarios responsables.

La discusión se centró en la cuenta pública del mes de diciembre del 2016 que le tocó ejercer a la administración de Murat Hijosa, debido a que el Organismo Superior de Fiscalización del Estado, no disgregó ese reporte financiero y la integró con los 11 meses del 2016 que ejerció Cué Monteagudo.

Tras la fiscalización a 64 dependencias del Gobierno del Estado y los órganos autónomos al gasto de recursos públicos que hicieron en el ejercicio fiscal 2014, la entonces Auditoría Superior del Estado (ASE) detectó inconsistencias y falta de comprobaciones en la Secretaría de Salud, en Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO); Secretaría de las Infraestructuras; el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO); y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblos de Oaxaca (IEEPCO), por cerca de los 113.4 millones de pesos.

En la revisión de la Cuenta Pública 2015 de Cué Monteagudo, la Auditoría Superior del Estado, detectó un presunto desvió de recursos públicos por 44 millones 438 mil 163.73 pesos.

Por todas las irregularidades del 2015, se emitieron 186 acciones que se clasificaron en: 26 recomendaciones relativas a obras y aspectos financieros; 25 recomendaciones al desempeño; 22 procedimientos de fincamiento de responsabilidad administrativa resarcitoria y 120 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria.

Así mismo, el hoy OSFE, detectó un presunto desvió de recursos públicos del primer trimestre de este 2016 por 59 millones 290 mil 08.7 pesos y en el segundo trimestre del 2016, pese a que se devengó un presupuesto de 47 millones 712 mil 937.8 pesos, según entonces ASE, a cargo de Carlos Altamirano, determinó que no hubo irregularidades. No obstante, la OSFE, hoy a cargo de Guillermo Menchú, determinó que se desconoce el destino de esos recursos.

Para el tercer y cuarto trimestre, el hoy OSFE, determinó que de la revisión de las auditorias el tercer y cuarto trimestre del 2016, de 42 millones 545 mil 148.97 pesos observados, la administración de Cué Monteagudo, no solventó 11 millones 124 mil 414.91 pesos. Esos reportes, incluye el mes de diciembre que intentó administrar la en su primer mes de gestión, Murat Hinojosa. No obstante, este no fue disgregado por el OSFE.

La Presidenta de Comisión de Vigilancia del Organismo Superior de Fiscalización del Congreso del Estado, Eva Diego Cruz, resolvió no aprobar las Cuentas de Cué Monteagudo, en virtud de que el Auditor Superior del Estado, en el Resultado de la revisión y fiscalización de dichas Cuentas emitió  un DICTAMEN CON SALVEDADES.

“Es decir, los resultados de sus auditorías evidencian deficiencias administrativas de control interno, impliquen errores u omisiones en el registro contable y en la información financiera y/o cuantificación monetaria de las observaciones de importancia relativamente menor, en relación al tamaño de la muestra auditada; así mismo los resultados respecto del ejercicio y aplicación de los recursos afectan el cumplimiento de planes, objetivo y metas  establecidos en el PLAN ESTATAL DE DESARROLLO Y PLANES MUNICIPALES”.

Por otra parte se detectó que en los Ingresos no se cumplió con las estimaciones establecidas en la Ley de Ingresos y en otros casos se desconoce el destino y aplicación de los recursos públicos por excedentes.

Violaciones a la constitución 

En el Ejercicio del Gasto, hubo excesos,  no se protegió en favor del pueblo de Oaxaca, los principios rectores de austeridad, racionalidad, eficiencia, eficacia, economía, transparencia, honradez conforme a la Ley Estatal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, a fin de satisfacer los objetivos a los que están destinados, mismos que rigen los presupuestos públicos de la federación, de las entidades federativas y los municipios que protege el artículo 134 de la Constitución Federal y 137 de la Constitución de Oaxaca.

Por lo que corresponde a la DEUDA PÚBLICA es deficiente y “… resulta de poca utilidad para analizar el endeudamiento y/o desendeudamiento de la entidad, ya que las cifras que presenta dicho informe, contiene datos poco desglosados, lo cual refleja escasa calidad y transparencia en la presentación…”, se desconoce el importe de los  intereses de la deuda y no cumple con la  Clasificación de la Deuda Directa e Indirecta.

Diego Cruz, destacó que la información presentada por Cué Monteagudo, referente a la deuda pública es deficiente y por ello, no puede ser analizada con la profundidad suficiente que forme elementos objetivos de convicción para la Auditoria Superior del Estado, para determinar si la deuda pública ha sido manejada correctamente y ha cumplido con la normatividad que rige su contratación y manejo.

“Demuestra una mala planeación en el manejo y administración de la deuda pública y que los registros contables son deficientes porque no observan los postulados básicos contenidos en la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la normatividad emitida por el Consejo Nacional de Armonización Contables (CONAC), pues no se están captando, registrando y procesando los eventos económicos emanados del manejo y administración de la deuda pública del Estado de Oaxaca y menos se está emitiendo la información que debe comprenderse en los estados financieros y los reportes específicos de la deuda pública”, destacó.

Destinaron recursos a programas fantasma

Así mismo, no se especifican los programas en los que se ejercieron los recursos, así como los indicadores de estos programas que permitan evaluar los resultados alcanzados y determinar si van encaminados hacia el logro de los objetivos y población objetivo  establecidos en el Plan Estatal de Desarrollo 2010- 2016, dejándose de observar con ello lo dispuesto en los artículos 134 de la Constitución Federal, 137 de la Constitución de Oaxaca y 1, 3, 4, 5, 14, 15, 15 BIS y 16 de la Ley Estatal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, pero sobre todo causando daño al pueblo de Oaxaca.

“NO HUBO DISCIPLINA FINANCIERA EN LAS FINANZAS PUBLICAS DEL ESTADO,  DERIVADO DE UNA MALA PLANEACIÓN, PROGRAMACION, PRESUPUESTACIÓN Y ADMINISTRACIÓN  de los recursos estatales.

Lo anterior, se reflejó en las y los Oaxaqueños, que han sufrido carencia alimentaria, social, rezago educativo, aumento de la pobreza, ausencia de la  seguridad pública y en consecuencia marginación y la falta de desarrollo económico.

Bajo esa perspectiva, las acciones legales que haya determinado la AUDITORIA SUPERIOR DEL ESTADO, hoy OSFE, seguirán su curso legal para que las autoridades competentes determinen las responsabilidades administrativas y penales a que haya lugar.

 



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA