Impugnan a Visitador General y Consejeros ciudadanos de la DDHPO; los quieren bajar de contienda de Ombudsman

Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- En medio del proceso de selección del nuevo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), cuatro aspirantes al cargo fueron impugnados y acusados de incompatibilidad y otros de utilizar como “trampolín” el cargo de consejeros ciudadanos de ese organismo autónomo para “saltar” como Ombudsman.

Adriana González Guzmán, en carácter de “ciudadana”, presentó un escrito ante la Comisión de Derechos Humanos de la LXIV Legislatura de Oaxaca, en el que denunció la incompatibilidad de Juan Rodríguez Ramos, actual visitador general de la DDHO, porque a su juicio “no cumple con la fracción tercera de la base primera de la convocatoria, consistente en no haber sido servidor público de mando superior en la administración estatal durante los últimos dos años”.

En una clara impugnación con fines políticos y de interés, señala que “como puede apreciarse en la página de transparencia de la propia Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, en la fracción VII del Directorio de servidores públicos, aparece como Coordinador General de las Defensorías con un nivel 23, únicamente por debajo del Defensor actual que es nivel 24”.

Además, la ciudadana acusa que el nivel de Rodríguez Ramos, “es equivalente al de un Magistrado del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, al de un Vice Fiscal Regional de la Fiscalía General del Estado y al de un Subsecretario de cualquier Secretaría de Estado.

Para corroborar, anexó tabuladores publicados por la Secretaría de Finanzas.

Asimismo, la inconforme denunció que Yarlb Hernández García, Emilio de Gyves Montero y José Bernardo Rodríguez Alamilla, actualmente son integrantes del Consejo Ciudadano de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, quienes según la convocatoria pronunciada por el Congreso del Estado el 6 de abril de este 2018 se comprometieron a fungir con el cargo de Consejero Ciudadano si eran elegidos y protestaron el cargo.

No obstante, la impugnante acusa que esos consejeros ciudadanos “están utilizando de “trampolín” para proyectarse como titulares de la Defensoría de Derechos Humanos lo cual me parece no es ético”.

El próximo lunes inician las entrevistas de las y los aspirantes ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado.