Diana MANZO / Corresponsal

Unión Hidalgo, Oax., (pagina3.mx).- La mañana de este sábado y en medio de inconformidades y quejas de parte de defensores comunitarios, la Secretaría de Energía (Señero) reactivó el proceso de consulta indígena.

En su primera etapa, de “Acuerdos previos”, se busca el consenso para la construcción y operación del proyecto central eólica Gunaa Sicarú promovido por la empresa Eólica de Oaxaca, filial de “Eólica de Francia, EDF” que se instalará en esta comunidad zapoteca.

La asamblea comunitaria, como lo llamó la Sener, se estableció en un salón de fiestas y no en un espacio público abierto justificando que el auditorio municipal sufrió afectaciones con el sismo del 7 de septiembre de 2017.

Participaron cerca de 500 habitantes,  entre propietarios, defensores comunitarios, observadores de organismos no gubernamentales y sociedad civil.

La reactivación de esta consulta se dio luego de que en abril se 2017 -cuando la Sener convocó por primera vez a la primera asamblea-, opositores eólicos se ampararon con la justificación de que no había condiciones para realizar una consulta.

En esa época, la población estaba en plena reconstrucción después de que el 70 por ciento de las viviendas colapsara con el terremoto. 

Sin embargo, los primeros días de noviembre un juez federal concedió que la consulta debía continuar y se intentó llevar a cabo el último día de la administración del entonces presidente Enrique Peña Nieto, pero no se validó y hasta ahora se retoma.

Esta consulta estuvo dirigida por Melquisedec González Juárez, director General Adjunto de Vinculación Social de la Sener y también participó Juan José Moreno Sada, Subsecretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca, funcionarios  de la Secretaría de Asuntos Indígenas y el alcalde de Unión Hidalgo, César Carrasco Vicente.

Por su parte, Jacinto Morales Regalado, presidente de la Sociedad de Producción Rural Bii Stinu de Unión Hidalgo, dijo que la actividad se dio en el marco de la consulta indígena con la única finalidad de llegar a acuerdos entre la ciudadanía de Unión Hidalgo y que esta consulta sirva de referente para otras comunidades.

Reiteró que se trata de la primera fase “Acuerdos previos” y que se citó a la población para leer, escuchar y revisar si es pertinente la metodología que representa el protocolo de consulta y así sentar un precedente para los pueblos indígenas.

Las y los defensores comunitarios y comuneros que se oponen a la instalación del parque eólico debido a que existen irregularidades, expresaron que no se garantizó la seguridad durante este encuentro además alegaron que esta asamblea se dio en medio de  “anomalías”, como el del lugar del evento que “no era el adecuado” debido a que no reunió ni al 10 por ciento del total de la comunidad, que es de aproximadamente 15 mil habitantes.

“Las burlas, la gente pagada y acarreada llegaron a la asamblea además vemos que fue a modo y qué al parecer todo estaba preparado por las autoridades, es verdad  que las irregularidades están y no se pueden ocultar.

Expresaron que la asamblea realizada en el marco de la reactivación de la consulta indígena “fue a modo y participaron personas que fueron llevadas a “la fuerza”  y con previo pago”, lo cual es lamentable porque todo “fue preparado”.

Dijeron que la autoridad que representó la Sener, Melquisedec González Juárez, llevó la asamblea “a modo” y viene “a lo mismo” que el anterior gobierno, es decir, a imponer violentando el convenio 169 de la OIT que dicta que una asamblea debe ser “previa, libre e informada”.

Además, agregó, no se permitió la libre expresión porque los grupos que apoyan el parque eólico impidieron con abucheos que personas de la sociedad civil expresaran su sentir.

Por su parte, Elena Villafuerte, coordinadora del Área de Análisis e Incidencias de la organización social Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), quien fungió como observadora  en esta asamblea de “Acuerdos Previos”, resaltó que hubo momentos de tensión y aclaró no hay condiciones de seguridad.

“Es notorio que existe mucha tensión de ambos grupos, aquellos que quieren el proyecto y los que se oponen y la Sener no abordó en ningún momento el tema de la seguridad y cómo la va a garantizar”, expuso.

Después de cuatro horas de discusión se acordó que la siguiente asamblea para continuar con la etapa de “Acuerdos Previos” se realizará el próximo sábado 6 de abril a las 10 de la mañana, en la explanada principal de la Casa de la Cultura, que es un espacio abierto  ubicado en el centro de esta localidad zapoteca.