Antonio MUNDACA

Oaxaca, Oax., (pagina3.mx).- Las y los Diputados de Oaxaca no han sido enérgicos en decir que no hay parcialidad en el proceso de elección del nuevo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) no lo han desmentido y eso ha empeñado ante la opinión pública un proceso que pudo haber sido histórico y transparente, afirmó María Eugenia Mata García, ex consejera de dicho organismo en Oaxaca y aspirante a dirigirlo.

“ Esta desconfianza es muy comprensible porque no ha sido de una interpretación de la nada, si llama la atención en términos del procedimiento, mas allá de que si pueda haber otros intereses que no sé, ni me importan- parece que insisten en querer colocar a determinadas gentes cuando pudieron hacer un debate más sano”, explicó la actual Facilitadora del Proceso de Consulta Indígena sobre el Proceso en Defensa del Agua de la Coordinadora de Pueblos Unidos en Defensa del Agua (COPUDA).

Maru Mata -como es conocida popularmente en los sectores dedicados a la defensa de derechos humanos- indicó que su postulación formó parte de una plataforma ciudadana que es una iniciativa que busca reconstruir los pendientes que deja la DDHPO saliente.

“La Defensoría actual quedó a deber con creces, casi como la deuda externa, porque fue una instancia que no supo responder de manera oportuna y contundente en muchos de los casos”.

Para la licenciada en Teología por el Instituto Teológico de Estudios Superiores adscrito a la Universidad Católica de Do Río Grande Do Sul, Brasil, originaria de la Ciudad de México y radicada en la entidad oaxaqueña desde 1978, la Plataforma Ciudadana es una iniciativa que entiende que el proceso de cambio de la DDHPO no podrá consolidarse si no aplican las leyes de avanzada en el país que le dieron origen al darle el poder y la voluntad a los ciudadanos.

“Nosotros como ciudadanos no solo vimos a quien vamos a impulsar sino cuál es la propuesta que tenemos de cambio, hicimos un documento que se llama Plataforma Ciudadana por la Defensoría que queremos y tiene un centenar de organizaciones sociales, de derechos humanos, de mujeres que respaldan el proyecto”, abundó Mata García que cuenta en su experiencia haber sido la Secretaria Ejecutiva de la Comisión de la Verdad para investigar las violaciones a los derechos humanos al pueblo oaxaqueño, 2006–2007 y coordinando el Informe de dicha Comisión hace dos años.

Reconoció que “ha sido mucha la insistencia en la sociedad en que los dados ya están cargados” que persisten las dudas sobre el proceso “algunos de los candidatos tienen relación con alguna corriente política o dirigente y eso no ha sido desmentido de una manera que haga creer que no hay parcialidad en el asunto.

En caso que tengamos que tener alguna observación que indiquen al corroborar que la decisión que fue manipulada por supuesto que tendremos que pronunciarnos de manera contundente al respecto”, aseveró la Integrante de Consejos Directivos de Organismos Civiles, como Fundación VAMOS, Alianza Cívica, Grupo de Estudios sobre la Mujer, “Rosario Castellanos”, A.C., Grupo Mesófilo AC., Consejo de Administración de Servicios Financieros Alternativos (SEFIA).