Por intereses y traiciones de diputados de Morena, entrampada la elección de titular de la DDHPO; le incumplen al PRI de Avilés

Jaime GUERRERO

Oaxaca (#pagina3.mx).- La Elección del nuevo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), se entrampó. El delfín del PRI, Alejandro Rodríguez Alamilla, no obtuvo los 28 votos requeridos, debido a que diputados de Morena que habían pactado el apoyo, recularon y el académico solo logró 24 votos.

Pese a que el Presidente de la Mesa Directiva, César Morales Niño, ya había turnado el dictamen a la Comisión de Derechos Humanos, el PRI y sus aliados, no se dieron por vencidos y exigieron a gritos, agotar rondas de votaciones, como lo establece el reglamento del Congreso, para sacar a un ganador.  Los disensos provocaron un receso de dos días de la sesión extraordinaria, para reanudar el próximo viernes.

En un primer momento, los diputados del PRI, Morena, PAN, PES, PT, PVEM, PAN y las autodenominadas “Mujeres Independientes”, desahogaron 50 puntos del orden del día y más de 20 dictámenes de Comisiones en una sesión ordinaria. Culminada, Morales Niño citó a una extraordinaria, para desahogar tres puntos del orden del día: la elección del nuevo titular de la DDHPO, del titular de la Unidad Técnica del IEEPCO y dejar sin efecto el decreto aprobado por la LXIII Legislatura, para dejar firme el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, el cual fue desaparecido por la pasada legislatura.

Sin embargo, la eterna división y los intereses personales del grupo parlamentario de Morena en la LXIV Legislatura, también entrampó el pactado nombramiento de Rodríguez Alamilla.

Previó a la sesión extraordinaria, los coordinadores de bancada deambulaban en el recinto legislativo, más nervioso el priísta, Alejandro Avilés Álvarez, quien ya había pactado con los 9 diputados de Morena, opositores a su coordinadora, Lara Estrada Mauro y 5 más de la también Presidenta de la Junta de Coordinación Política.

Avilés Álvarez, sentía que ya tenia la votación lograda, porque contó con los 2 votos de las diputadas independientes, 1 del PAN, 2 del PES, 2 del PVEM, el del coordinador del PT, Noe Doroteo Castillejos.

Empero, privo también el juego de intereses y la manaza de la discordia entre los morenistas fue la Presidencia de la Diputación Permanente, entre Othón Cuevas Córdova y en el otro extremo, Laura Estrada Mauro y Horacio Sosa Villavicencio, cabildeaban a para frenar la votación y de paso buscaban colocar a Gloría Sánchez López, como Presidenta para el periodo de receso legislativo.

Lo mismo, César Morales Niño, busca repetir en la Mesa Directiva, durante las funciones de la diputación permanente. Todo fue juego de intereses de diputados de todas las fuerzas políticas, para obtener el mayor beneficio, a propósito de la designación del nuevo titular de la DDHPO.

Así, los números se le descuadraron a Avilés Álvarez, pero aún así fueron a la votación en el pleno. Primero, aprobaron la terna con 26 votos, pese al rechazo de la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Magaly López Domínguez, quien acusó imposición, autoritarismo y la conveniencia disfrazada de cambio, al contar con el voto de 3 de 5 diputados integrantes de la Comisión, Victoria Cruz, del PVEM; Magda Rincón del PRI, y Alejandro López, de Morena.

“El reglamento nos establece, literalmente, que ningún diputado podrá abstenerse de firmar un dictamen. Sin embargo, voté en contra porque me niego a validar su contenido”, dijo y acusó que Rodríguez Alamilla, fue apoyado por el Gobierno del Estado.

Al igual que Eliza Zepeda Lagunas, refirió que Rodríguez Alamilla incuria en traición a su juramento al ser electo consejero ciudadano de la DDHPO y era inelegible. En la terna propuesta por la Comisión de Derechos Humanos, también se encontraba Yésica Sánchez Maya y José Luis Jiménez López.

Vino la votación de cedulas depositadas en urna. Rodríguez Alamilla, obtuvo 24 votos. Sánchez Maya, 2 y Jiménez López, 1 voto.

Por Morena, votaron a favor de Rodríguez Alamilla, los diputados Alejandro López Bravo, Ericel Gómez Nucamendi, Leticia Collado, Inés Leal, Elena Cuevas y Rocio Machuca, mientras del PT, Noé Doroteo Castillejos, revelaron legisladores de Morena y de la Junta de Coordinación Política. Al final, no todos los 9 opositores a Laura Estrada Mauro, cumplieron a Avilés Álvarez, para elegir a Rodríguez Alamilla.

En medio del desconcierto de priístas y sus aliados, Morales Niño, devolvió el procedimiento a la Comisión. De inmediato, el Presidente de la Mesa Directiva, continuó con la elección del Contralor del IEEPCO, y con 28 votos, eligieron a Salvador Cruz, sobrino político del diputado Gómez Nucamendi.

Culminada la elección, vinieron los reclamos de legisladores del PRI, PVEM y hasta del PAN, respecto a lo establecido en el Reglamento del Congreso que prevé en su artículo 155, rondas de votaciones hasta alcanzar un ganado en la elección.

Morales Niño, decretó un receso en un primer momento de 15 minutos, mientras que Estrada Mauro y Sosa Villavicencio, defendían el procedimiento y la votación de 14 sufragios nulos procedentes del grupo de Morena que dirige la presidenta de la Junta de Coordinación Política.

Avilés Álvarez, obtuvo una bocada de aire legislativo, por el airado apoyo que recibió de las legisladoras independientes, Elim Antonio, Aleyda Serrano, ex titular de la Cotran, Aurora López, quienes a gritos y reclamos, encararon a Morales Niño y le exigieron acatar lo dispuesto por el reglamento del Congreso.

Cruz Villar del Verde Ecologista, advirtió a los morenitas que podrían sesionar hasta altas horas de la madrugada, acatando lo dispuesto por el reglamento del Congreso.

En medio de reclamos, los integrantes de la Junta de Coordinación Política, se encerraron en un salón adjunto para acordar que reanudarían el próximo viernes, a pesar de que se fueron con las mimas posiciones encontradas, el por lo tanto Morales Niño, decretó reanudar la sesión extraordinaria el próximo viernes, a las 10 de la mañana, para destrabar la elección de él o la próxima titular de la DDHPO.

A Rodríguez Alamilla, poco le sirvió el apoyo de integrantes de la Organización 23 de Octubre, los cuales abarrotaron el recinto legislativo, mientras que organizaciones de grupos feministas hicieron los propio en respaldando a Sánchez Maya, quien previo a la votación, pidió a los diputados de Morena revisar los procesos para no permitir que se “entregue la Defensoría al Estado” y cuestionó a las personas “que se dicen de izquierda y de derechos humanos” que participaron de una forma inadecuada en el proceso.