Mintió @SEGEGO_GobOax no hay acuerdo con Tamazulapam

*Debe devolver 25 predios, dice Ayutla y exige agua sin condicionamientos.

OAXACA (#pagina3.mx).- Autoridades municipales y agrarias de San Pedro y San Pablo Ayutla, Mixes, salieron al paso de la Secretaría General de Gobierno, aseguraron que recientemente no ha sido llamados a dialogar y afirmaron que no hay acuerdos con Tamazulapam del Espíritu Santo respecto al conflicto por límites de tierra y el acceso al agua.

Aseguraron que la pretensión de Tamazulapam es apoderarse de 10 mil hectáreas de terrenos comunales. Por ello exigieron la devolución de los predios que con grupos armados les han despojado, y de los siguen echando mano para intimidar a los comuneros de Ayutla.

Lo anterior fue reiterado por el presidente municipal de San Pedro y San Pablo Ayutla, Rubén Olivares Martínez, y el representante de Bienes Comunales, Alejandro Martínez Ramírez, ex diputado local del PAN.

“Desmentimos categóricamente ese comunicado oficial y aclaramos que las autoridades de nuestro municipio no firmaron ninguna minuta de acuerdo con el gobernador ni con el municipio de Tamazulapam”.

En conferencia de prensa, aseguraron que el día del anuncio fueron sorprendidos por la Secretaría General de Gobierno al estar en dos salas distintas y con un solo acuerdo que era el propuesto por Tamazulapam, sin embargo, la Segego cambió las versiones que leyó el gobernador.

Martínez Ramírez, refirió que en las primeras mesas de dialogo que se pactó con Tamazulpam, se presentó una invasión el pasado 18 de mayo, a los predios de los “trabajaderos” de los comuneros de Ayutla, anteriormente el 5 de mayo los de Tamazulapam, matan a un comunero de Ayutla, complicando más la problemática.

Tras esos hechos, fueron llamados por la Secretaría General de Gobierno, empero, el dialogo se entrampó.

Martínez Ramírez, aseguró que si son llamados por la Secretaría General, irán a las mesas, pero sin engaños.

por lo pronto, refirió que a la petición de Tamazulapam (desde el 2017) de bombeo de agua de manera simultánea por gravedad para pasar por territorio de Ayutla, no hay certeza jurídica, aun cuando viven en mancomunidad, pero se tienen que respetar las posesiones.

La autoridad agraria, aseguró que el día que se hizo el anuncio por parte del Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, fueron sorprendidos. “Nos agarraron en curva. estábamos en mesas diferentes, nunca acordamos nada. Había un acta pero era de Tamazulapam y eso fue la que leyeron”, asestó.

Martínez Ramírez, sostuvo que Ayutla, lo que quiere es paz y no se realizarían trabajos de manera unilateral.

Las autoridades de Ayutla, aclaró, se deben a la asamblea y no existió un “acuerdo histórico” con sus vecinos de Tamazulapam del Espíritu Santo donde supuestamente se soluciona el conflicto por el agua que mantienen esas comunidades mixes desde hace casi dos años.

En medio de la polémica, reprocharon que Tamazulapam, dialogue y simultáneamente invade zonas de conflicto, por ello, en este 2019 no hay acuerdos con sus vecinos.

“El Gobierno cuando no mando a llamar le dijimos que era la misma propuesta de Tamazulapam en el 2018. Ese fue el que leyó el Gobernador. Pero, Ayutla no nos cerramos, lo único que pedimos es que regresen los 25 predios de 23 comuneros y las Islas, solo pedimos lo que se nos quitó”, sostuvo, Alejandro Moreno, de Bienes Comunales.

Y afirmó que el conflicto no es por el agua, nació por extensiones de tierra que fueron invadidos por Tamazulapam que, desde el pasado mayo del 2017 con gente armada, queman viviendas y los desalojan.

Criticó que Tamazulapam, se quiere imponer en todo momento, por ello, advirtió que en la asamblea del próximo sabado se desconozcan todos los acuerdos firmados en el pasado y la sentencia sea “agua para Ayutla, sin condiciones”.

Cabe recordar que el caso llegó a la ONU y al Congreso de la Unión, así como a las redes sociales con el hashtag #AguaParaAyutlaYa. El 13 de mayo el gobernador Alejandro Murat publicó un video y comunicado sobre el acuerdo “que permitirá que estos municipios mixes cuenten con el servicio básico”.

El próximo cinco de junio Ayutla cumpliría dos años sin acceso al agua potable, luego de que un grupo armado de Tamazulápam tomara por la fuerza el manantial que surte a la comunidad y del cual reclama la propiedad.

Por lo pronto, autoridades de Ayutla, afirman que desde 1940 la comunidad de Tamazulápam ha despojado de más de 10 mil hectáreas a Ayutla; el despojo más reciente ocurrió en el año 2017 cuando despojaron de otras 100 hectáreas y orillaron a un desplazamiento forzoso a decenas de comuneros.

Anteriormente en el conflicto de tierras se discutía a unos 10 kilómetros de donde se encuentra el manantial; pero desde el año 2000 un grupo armado de Tamazulápam invadió la zona del manantial, para reclamar derechos sobre el agua, después sobre la propiedad del manantial y recientemente el despojo por la fuerza del territorio aledaño a este nacimiento de agua.

En 2017, pese a la violencia y el despojo, las autoridades y la comunidad de Ayutla aceptaron que Tamazulápam se conectara al manantial a través de un cárcamo de bombeo – como estos últimos lo habían propuesto – pero cuando se realizarían los trabajos técnicos y se pretendía construir el cárcamo de bombeo, la gente de Tamazulápam destruye la infraestructura hidráulica de Ayutla que estaba en la zona.

Ahora, Tamazulápam ya no quiere el agua por cárcamo de bombeo, sino que exigen que Ayutla cediera nuevas tierras, aparte del despojo de 2017, porque querían el agua por gravedad, ya no por cárcamo de bombeo.