Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hick, afirmó que en la reforma educativa aprobada por el Congreso de la Unión, hay falta de claridad y precisión con la que se redactó la parte correspondiente a la admisión, promoción y reconocimiento en el Sistema de Carrera, lo que pone en riesgo la rectoría del Estado y abre una rendija al control de plazas por parte de los sindicatos.

En un comunicado, detalló que el párrafo octavo del decreto emplea la terminología utilizada en el Artículo 123 Apartado B, equiparando los criterios de promoción y reconocimiento con los estipulados en la ley reglamentaria de dicho artículo, lo que abre la posibilidad de interpretación al retorno del escalafón corrupto de las comisiones mixtas donde el 50 por ciento de las plazas son controladas por el patrón y la otra mitad por el sindicado.

No obstante, reconoció que contiene un conjunto de avances y logros, pero no son paternidad del Ejecutivo Federal ni del partido Morena, son el resultado principal de la iniciativa que presentó la oposición con aportaciones del colectivo Red Educación Derechos (RED).

“Los grandes logros del dictamen son evidentes, sin embargo, al partido mayoritario no le bastó. El resultado está a la vista de todos: un desaseado proceso, plagado de fallas y oídos sordos para eliminar la ambigüedad en materia de relaciones laborales de los docentes, como quedó plasmado en el párrafo octavo y el transitorio del décimo sexto del dictamen”,advirtió.

El contenido aprobado permite interpretaciones para entregar al sindicalismo procesos de admisión y promoción fuera de procesos obligatorios, transparentes e imparciales. Se corre el riesgo de relegar al educando al segundo lugar.

“En resumidas cuentas, el partido Morena aprobó, sin apoyo de los diputados del PAN, sus acuerdos con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y no los cimientos del proyecto educativo que tanta falta le hace al país”, precisó.

El coordinador panista afirmó que, en la práctica, “los maestros y las maestras se convierten en damnificados de la reforma educativa que aprobó el partido Morena y sus aliados porque se abre la posibilidad de que su estatus laboral quede sujeto a criterios de los líderes sindicales”, indicó.