Ciudad de México.-Con el propósito de revisar el estado que guarda el programa de reconstrucción de las escuelas del municipio de Juchitán, Oaxaca, dañadas por el terremoto del 7 de septiembre del 2017, y sus réplicas, el alcalde Emilio Montero Pérez, se reunió la tarde noche de este martes con la Coordinadora Nacional Regional Sur Sureste, del Instituto Nacional de la Infraestructura Educativa (INIFED), Arquitecta Adriana Gutiérrez Nash.

En las oficinas del INIFED, la funcionaria explicó los avances que existen en torno a la asignación de recursos, por parte del Gobierno federal para dar un impulso definitivo a la reconstrucción y rehabilitación de los espacios educativos.

A su vez el edil juchiteco señaló la urgente necesidad de que se dé comienzo o se reinicien las obras en mención, toda vez que los más afectados son las y los alumnos que aún reciben clases en condiciones poco favorables, en aulas improvisadas o incluso al aire libre.

Agregó que el periodo vacacional de verano puede ser perfectamente aprovechado para avanzar en un tema que es de mucho interés para la sociedad, como es el caso de las escuelas.

Más tarde, Emilio Montero se dirigió a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, para entrevistarse con el Director general de Ordenamiento Territorial y de Atención a Zonas de Riesgos, de esa dependencia, Julio Millán Soberanes, con quien se agendaron los trabajos necesarios, para brindar mayor agilidad al proceso de pago de los afectados por los sismos del 2017.

Del mismo modo se abordó lo referente a la rehabilitación del drenaje colapsado de la ciudad de Juchitán; el alcalde hizo hincapié en la necesidad de que el Gobierno federal participe decisivamente en la asignación de los recursos necesarios, toda vez que los fondos municipales son definitivamente insuficientes para abordar el problema.

En su intervención, Millán Soberanes reconoció la gravedad de la situación y mostró la disposición del Gobierno federal por colaborar en la solución de un problema que aqueja a la ciudadanía juchiteca.

Subrayó que con relación a  la entrega del apoyo a las personas cuyas viviendas sufrieron daño total por los sismos del 2017, el trato es directamente con los damnificados y a través de los funcionarios del Gobierno federal designados para ello.

No se van a dar apoyos a través de asociaciones o representantes de ninguna clase, ni hemos tenido o agendado reuniones con líderes para ampliar el listado de beneficiarios; para el Gobierno federal el único listado válido es el derivado del censo levantado por los Servidores de la Nación y los verificadores técnicos, afirmó.

Montero Pérez coincidió con lo anterior y remató: Nadie debe aprovecharse de la situación ni pretender beneficiarse con la necesidad de nuestra gente, sólo personas sin escrúpulos lo harían.

Por separado, agradeció el acompañamiento y el enlace realizado por el Senador Salomón Jara Cruz, para las reuniones sostenidas en este día.

-0-