Raúl Bolaños, destape fallido

*El Senador de minoría por el estado de Oaxaca, Raúl Bolaños Cacho, hasta se la creía ciega e ingenuamente. Se mostraba jubiloso porque lo alababan. El acto de justicia social del presidente Andrés Manuel López Obrador, con la entrega y revisión de los caminos de concreto hidráulico a los pueblos indígenas de la Sierra Norte, se convertía en un burdo destape, en el afán de poner al “verdecito” como “posible prospecto” para ser gobernador. 

José Luis Sarmiento Gutiérrez / Debate

OAXACA.- La visita del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por supuesto que generó expectativas, buenas y malas. Hasta con acciones risibles e ilegales para posicionar, según en la palestra, al delfín de Alejandro Murat, senador del Partido Verde, Raúl Bolaños.

Las lonas que mandó colocar en la carretera la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado y con apoyo del PRI “Están horribles”, fueron comentarios generalizados. 

De ellos mismos, por cierto.

Claro, la vocería no invirtió en colgar mantas decentes, con buenas leyendas, sino que fueron a nombre de los pueblos de la Sierra Norte sin su consentimiento, provocando gran molestia y repudio. 

Una estrategia absurda e innecesaria. 

Y es que cuando no se conoce el estado y se viene a hacer negocios con el dinero del pueblo eso pasa: lonas chafas, mal hechas, igualitas y con leyendas torpes. 

Un Tache Gigante, con mayúsculas y cursivas.

Pero antes de este bochornoso papel de quienes tienen la comunicación, ya estaban orquestando una simulación, también burda, con el acarreo de cientos de trabajadoras y trabajadores de confianza del Gobierno del Estado hasta la Sierra Norte, para el destape del senador, que lo quieren poner de gobernador.

Unos 20 autobuses “Turibus” que se pagan con recursos públicos para llevar a la base trabajadora de Ciudad Judicial y Administrativa a sus labores, esta vez se llenaron con personas acarreadas de confianza al destape de Raúl Bolaños.

Como se tiene documentado, todas y todos los que fueron reciben bonos extras, lo que constituye desvío de recursos públicos, pero los que rechazan ir de acarreados son maltratados y acosados en sus centros de trabajo.

Así pues, en San Juan Atepec fue el destape fallido del Senador Raúl Bolaños, orquestado por “quien sabe quién” de esos grandes operadores políticos incrustados en el Gobierno del Estado, que se toman la foto y operan bajo el agua.

Por consigna (como se tienen testimonios reales), los mandos medios fueron obligados a amenazar a trabajadoras y trabajadores del gobierno para gritar consignas a favor de Alejandro Murat. 

Eso no es nuevo. 

Cada visita presidencial se hace así desde que abuchearon al Gobernador delante de AMLO, en su primera gira.

Pero en esta ocasión los genios de la política fueron más allá: 

La orden era abuchear al titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI); Adelfo Regino Montes, y aplaudir exageradamente a Raúl Bolaños Cacho Cué, cuando los mencionaron en el pódium. 

Y así, obedecieron las y los trabajadores:

Con altavoces, porras y gritos que no se estilan en estas tierras de gente sabia –que no grita pero, su silencio manda–, se soltaron las rechiflas contra Adelfo Regino y se lanzaron inéditas lisonjas para Raúl Bolaños.

Fue el gran destape del próximo gobernador, según sus operadores maquiavélicos.

Pero no sirvió. 

No es fácil tratar de engañar a un Presidente que conoce tanto Oaxaca, como Andrés Manuel López Obrador.

Al término del evento el senador del Partido Verde insistía en subirse en la camioneta del Presidente, pero su equipo lo escoltó hasta otra, donde refunfuñando azotó la puerta y se encerró con su berrinche.

También empujó a su paso a indígenas, que, por supuesto, ni idea tenían de quién era el junior prepotente, como lo calificaron. 

El aspirante a candidato a gobernador, hoy senador, celebró ingenuo cómo lo vitorearon con personas acarreadas; pero tuvo la oportunidad de conocer realmente el sentir de las personas sabias de la Sierra Norte.

 @sarmientodebate