OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió una medida cautelar de forma inmediata para que el gobierno mexicano investigue el paradero del indígena mixteco Nabor Antonio Santiago Santiago, quien desapareció  en Matamoros Tamaulipas, lugar donde muchos oaxaqueños migrantes han desaparecido.

El presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas, Maurilio Santiago Reyes, resaltó que a una semana de que el gobierno de Oaxaca instaló la Comisión Intersecretarial Para Prevenir, Combatir y Sancionar los Delitos en Materia de Trata de Personas, la CIDH emite medida cautelar para el indígena oaxaqueño por ser víctima de trata de personas.

Resaltó que la medida cautelar la emitió la CIDH el pasado 3 de agosto de 2019 para proteger la vida y la integridad física del indígena mixteco Nabor Antonio Santiago Santiago, originario de Santa Cruz Nundaco, Tlaxiac, quien es víctima de trata de personas.

Hizo hincapié que Nabor Antonio fue desaparecido el día 3 de mayo del 2019, en Matamoros, Tamaulipas.

Según consta en la Carpeta de Investigación 20104/FDAI/UECS/2019 que inició la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca, el pasado dos de mayo, la policía migratoria de Estados Unidos deportó al joven Nabor Antonio Santiago Santiago a México y entregado al Instituto Nacional de Migración como mexicano repatriado.

El mixteco estuvo un día en la casa del migrante Juan Diego de Matamoros, Tamaulipas, México y alrededor de las 17:00 horas se comunicó con su madre para pedirle que le enviara dinero para que comprara su boleto de autobús y así regresar a su comunidad de origen Santa Cruz Nundaco.

Fue hasta el 15 de mayo cuando el joven Nabor Antonio se comunicó nuevamente con su madre para pedirle dinero ya que se encontraba detenido, por lo que su progenitora realizó el depósito inmediatamente.

En reiteradas ocasiones el joven Nabor Antonio le habló a su madre solicitándole dinero para que lo liberaran, sin embargo, fue el 25 de junio de 2019 cuando se comunicó por última vez con su madre.

En reiteradas ocasiones le decía que lo tenían amenazado diciéndole “mamá por favor mándame ese dinero, ya con ese haber si me liberan” por lo que su madre le preguntaba en dónde estaba, por lo que él le respondía “mira mamá a mí me duermen, me tapan la cara y me suben a una Bann, me llevan a otro lugar para trabajar”, escuchándose su voz entrecortada.

Por tal razón, el 13 de junio de 2019 presentaron la denuncia y el 3 de agosto la CIDH, con sede en Washington, Estados Unidos, solicitó al Estado mexicano que adopte las medidas necesarias para determinar el paradero o destino de Nabor Antonio Santiago Santiago, con el fin de proteger sus derechos a la vida e integridad personal.

De igual forma, pide que se concierten las medidas a adoptarse con los representantes del beneficiario; e informe sobre las acciones tendentes a investigar los hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y así evitar su repetición.