El día de ayer, dos miembros del ejército mexicano fueron detenidos por oficiales municipales de Ixtaltepec por presuntamente acosar y hostigar a dos mujeres.

Relata Patricia Briseño, en SemMéxico, que las violentadas estaban en Ciudad Ixtepec, comiendo en un restaurante, cuando los elementos de seguridad comenzaron a asediarles.

Las dos civiles huyeron del establecimiento y comenzaron a ser perseguidas por los dos hombres miembros del ejército nacional.

Los agresores, presuntamente, les tomaron fotografías y abusaron de su autoridad al revisar el vehículo de sus víctimas sin ninguna causa oficial.

Cuentan las mujeres violentadas que los sujetos estaban ebrios y no llevaban su uniforme obligatorio.

Es entonces que las víctimas solicitan el apoyo de la policía de Ciudad Ixtepec, quienes actúan sobre los agresores pero ellos deciden huir.

Cuando los elementos de la milicia mexicana llegan a Asunción Ixtaltepec, son intervenidos por la policía local y puestos en custodia. Los delincuentes todavía se defendieron diciendo que traían equipo de guerra.

Gente de la 46va zona militar, en el Istmo de Tehuatepec, acudió a la comisaría en Ixtaltepec para responder por lo sucedido.

Los cabos agresores son Francisco M y Juan Gabriel A. Sus superiores se hicieron cargo de los elementos y aseguraron que procederán conforme al reglamento militar vigente.