Fuentes: Proceso y Sin Embargo.

Ochenta mil asistentes presenciaron a Andrés Manuel López Obrador aparecer puntual sobre el balcón cuyos barandales recién pulidos lucían un dorado imponente: con tanto lugar en el espacio, por primera vez en algunos sexenios, sólo él y Beatriz, la esposa, aparecieron a dos minutos de las 23 horas a través del umbral más importante del Palacio Nacional mexicano; entraría un presidente que ostenta la izquierda política a dar el Grito de Independencia de México.

Como venía anunciado desde antes, Andrés Manuel cumplió con los 20 vivas que traía dispuesto y que personajes como Calderón y Fox le criticaron antes de esta noche.

Viva la Independencia. Viva Miguel Hidalgo. Viva José María Morelos y Pavón. Viva Josefa Ortiz de Domínguez. Viva Ignacio Allende. Viva Leona Vicario. Vivan las madres y los padres de nuestra patria.

Vivan los héroes anónimos. Viva el heroico pueblo de México. Vivan las comunidades indígenas. Viva la libertad. Viva la justifica. Viva la democracia. Viva nuestra soberanía. Viva la fraternidad universal. Viva la paz. Viva nuestra riqueza cultural de México. Viva México. Viva México. Viva México.

De fondo, miles de no estás solo y sí se pudo y arriba el presidente, elogiaban al que por muchos años representó la oposición mexicana desde la parte izquierda de la política nacional.

La clara diferencia entre los Gritos calderonistas, peñistas y foxistas, y éste último, ha sido que Andrés Manuel eligiera ser solamente acompañado de Beatriz Gutiérrez Muller, sin incluir a nadie más de su familia ni del gabinete que regularmente le rodea en los informes.

Fox rodeado de su familia en el Grito pagina 3 Peña con su familia en el Grito pagina 3

El primer Grito de la izquierda recibió mucho apoyo de todos y todas las visitantes que pisaron desde las cuatro de la tarde el zócalo de la Ciudad de México para disfrutar de los espectáculos de bailes tradicionales y música nacional y comida de todas las regiones del país.

Además, luego de los veinte vivas del presidente, el escenario dio el estelar a la Banda Oficial de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe, un arreglo musical oaxaqueño que dio fondo a los fuegos artificiales clásicos del Grito de Independencia de México.

Como se dijo, dentro del Palacio Nacional se sirvieron antojitos mexicanos y aguas frescas.

La velada se cerró bajo la voz de Eugenia León y La Original Banda el Limón.