Texto: Pedro Matías.

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La Fiscalía General de Oaxaca confirmó que el video que circula en redes sociales de los restos humanos, mariguana y ropas dispersas que encontraron en la azotea de las oficinas de la Vicefiscalía Regional del Istm, es real, aunque precisó que todos están afectos a diversas carpetas de investigación.

De igual forma, reconoció que alrededor de 200 pobladores del municipio de San Blas Atempa causaron destrozos al inmueble de la Vicefiscalía Regional del Istmo a donde ingresaron violentamente porque pretendían sustraer a una persona acusada de participar en la desaparición de una joven, tenían la intención de linchar al presunto culpable y hacer justicia por sus propias manos.

En un video de 20 segundos que circuló en redes sociales, los habitantes de San Blas que buscaban a la estudiante Hilary difundieron lo que encontraron en la azotea de la Vicefiscalía ropa tirada por diferentes puntos, restos humanos y mariguana.

En respuesta, la Fiscalía General de Oaxaca precisó que el pasado 12 de octubre, un grupo de aproximadamente 200 pobladores del municipio de San Blas Atempa, acudió a las instalaciones de la Vicefiscalía Regional del Istmo en Tehuantepec, exigiendo la entrega de una persona a quien acusaban de participar en la desaparición de una joven −hasta ese momento reportada como no localizada− causando destrozos al inmueble y accediendo al mismo violentamente.

Derivado de estos hechos, durante este 13 de octubre, a través de redes sociales se exhibió un video, en el que se escucha a alguien señalar que “encontraron” restos óseos en la azotea de las referidas instalaciones.

Explicó que esas personas pretendían sustraer a la persona resguardada para lincharla y hacer justicia por sus propias manos y al impedirles dicha acción, los manifestantes ingresaron y ocuparon violentamente las instalaciones causando destrozos a ventanas, dañando mobiliario y causando pánico a los usuarios que se encontraban realizando sus trámites, por lo que se ordenó el desalojo inmediato, a fin de resguardar la integridad física, tanto del personal como del público usuario.

Respecto al video que circula en redes sociales, se aclara que los restos óseos que se observan, dieron inicio a la carpeta de investigación 28322/FIST/TEHUANTEPEC/2019, los cuales se encontraban en proceso de envío al Servicio Médico Forense (SEMEFO.) “Dr. Luís Mendoza Canseco” del Instituto de Servicios Periciales de la Fiscalía General para los estudios multidisciplinarios correspondientes y su posterior resguardo.

Aclaró que “estos restos se encontraban ubicados en la bodega de indicios de esa Vicefiscalía Regional; sin embargo, dadas las condiciones climatológicas que se han presentado en dicha región, como son un exceso de calor y humedad y que dichas condiciones impactan en forma significativa a este tipo de indicios biológicos para su procesamiento y embalaje, se decidió dos horas antes de la toma de las instalaciones trasladar dichos restos a la azotea del edificio resguardados en un empaque”.

Esa acción fue “con la finalidad de ser sometidos a un proceso de secado controlado en sombra y aire circulante, máxime que al haber transcurrido la mayor parte del día las temperaturas iniciaban su descenso, propiciando factores condicionantes positivos para dicho proceso”.

En cuanto hace a la hierba que encontraron, “la misma se encuentra asegurada dentro de la carpeta de investigación 4310/IXT/2016, y corresponde a Marihuana, la cual se encontraba en un proceso de secado para evitar la maceración y deterioro de dicha substancia por las condiciones actuales en la región”.

Y respecto a las ropas, “éstas pertenecen a diferentes carpetas de investigación generadas por hechos violentos en la región del Istmo, las cuales se encontraban en un proceso de secado y dispersas en dicha azotea para evitar una contaminación cruzada de indicios y ser sometidas posteriormente a las diversas pruebas químicas ordenadas”.

Y ahora la Fiscalía destaca que “en dicho video se aprecia que existió por parte de los manifestantes una alteración que pone en riesgo la integridad de diversos indicios desde su sólo contacto con los mismos, violando las medidas necesarias que establece el protocolo nacional de cadena de custodia”.

“Esto se traduce en la contaminación de dichos indicios, acción que podría evitar adecuados procesos de investigación”.

Por consiguiente, la Fiscalía condenó “estos hechos arbitrarios e ilegales y es firme al indicar que se procederá conforme a la ley contra quien o quienes resulten responsables de dichas alteraciones. Por ello, la Vicefiscalía Regional inició una carpeta de investigación para deslindar las responsabilidades correspondientes”, finalizó.