brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
La caricatura comunica lo que quisieran que no se sepa; es un contrapeso al poder
Por Diana Manzo
23 de septiembre, 2020
Comparte

El cartonista oaxaqueño Darío Castillejos ganó recientemente el galardón “WORLD PRESS CARTOON 2020”.

Diana Manzo / Corresponsal

Juchitán, Oax., (#pagina3.mx).- Darío Castillejos es un cartonista oaxaqueño que  elabora caricaturas para medios de comunicación.

El arte y la ilustración son su forma de vida.

Dibuja para crear consciencia colectiva,  así  comunica lo que  algunas personas quisieran que no se sepa.

Recientemente obtuvo el galardón  internacional “World Press Cartoon 2020”.

Con treinta años de trayectoria, Darío Castillejos reflexiona y dice que los premios además de darle satisfacciones, le exigen a seguir dibujando con ética y dignamente, distinciones que lo representan.

A él no le gustan los calificativos, su vida es dibujar y fortalecer sus lazos familiares, y todos los días está en constante aprendizaje, sólo así ha podido lograr plasmar las realidades de su natal Oaxaca y también del país.

Ser cartonista no es un oficio ni una profesión

Es su estilo de vida que ha sobrellevado a lo largo de tres décadas, en donde por supuesto se ha forjado en el aprendizaje de las experiencias y también de las hojas antes físicas y ahora también digitales de los medios de comunicación e inclusive “memes”.

Darío no busca quedarse en su zona de confort a pesar de que se ha hecho acreedor a inmensos galardones nacionales e internacionales.

Todos los días para él es uno nuevo y que requiere de su sensibilidad para abordar diversas temáticas.

Entre ellas, la de la pandemia de Covid-19 que resalta pobreza, falta de acceso a la salud y educación, entre otras desigualdades.

Contrario a lo que muchos piensan, dibujar no es nada sencillo, hay cartones que ha hecho en un par de horas y otros que se han extendido a semanas e inclusive meses.

Darío emite mensajes a través de dibujos y para él, eso significa un alto compromiso social.

Los cartones o caricaturas no se logran de la noche a la mañana

Es un cúmulo de esfuerzos que este ilustrador oaxaqueño ha sabido encontrar y complementar con su cotidianidad, lectura y experiencia, pues además de artista, es esposo y padre de familia.

Para ser caricaturista lo que necesitas es “ser humano” recalca Darío, quien señala que dibujar e ilustrar no es nada sencillo como se percibe y que hoy en día requiere de mayor compromiso, porqué se ha perdido el estado de consciencia en la humanidad.

“En un cartón puedes decir todo o nada, y aunque mucha gente nos critique de malhumorados o de sabelotodo, lo cierto es que cuando yo dibujo lo que se viene a la mente es crear consciencia, si eso ayuda, pues ese es mi mayor logro, no pido más”.

La caricatura vive momento crítico por cierre de espacios en la prensa mexicana

Las noches tradicionalmente son para dormir, pero Darío encuentra en este horario su momento preferido para plasmar sus cartones. 

Papel, lápiz, goma y una variedad de tintas conforman sus herramientas de trabajo, claro, además de la lectura y la información que guarda su cerebro, que es esencial para lograr su objetivo.

Aunque su labor principal es crear “cartones editoriales”, este artista oaxaqueño también se permite explorar y ha hecho cartones animados y también de personajes.

Asegura que hoy en día, derivado de la austeridad que ha provocado el cierre de espacios en la prensa mexicana y la creciente demanda del mundo digital, “la caricatura vive un momento crítico” añadido a la violencia y agresiones a los periodistas.

“Elaborar un cartón requiere de mucha responsabilidad, humildad y ética, valores que he desarrollado a lo largo de los años.

“Aquí no se trata de criticar nomás por que sí, todo tiene un sentido, tampoco es favorecer a nadie, bueno, esa ha sido mi idea y mira ya llevo 30 años”.

La libreta y lápiz lo acompañan en todo momento, inclusive en su hogar donde habilitó su espacio, no faltan, porque todo lo anota, lo dibuja y lo concentra como una memoria de su actividad.

Ahora con la contingencia sanitaria, Darío vive un doble confinamiento, de por sí su labor requiere de aislamiento y silencio, y se suma a que no puede salir.

“Ahora más que nunca necesitamos cartones, esta pandemia visibilizó desigualdades, callarnos sería un pecado, mejor me voy a dibujar, que es algo que intento hacer todos los días”, concluyó.

Entre otras actividades, Darío también es:
  • Presidente de Cartonclub S.A. de C.V. “El Club de la caricatura Latina”,
  • Colaborador del periódico El Imparcial de Oaxaca,
  • La revista Foreign Affairs Latinoamérica y
  • El semanario El Chamuco

Su trabajo ha sido publicado en diarios como Le Monde, La Temps, The Nation y The New York Times  así como en las siguientes agencias:

http://www.caglecartoons.com

http://www.cartonclub.com

http://www.courrierinternational.com

http://www.cartoonmovement.com y

http://www.cartooningforpeace.org.

Comparte