brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
PRIMERA LÍNEA | Se les hace bolas el engrudo al PRI en Oaxaca; Sin cuadros fuertes y divididos enfrentan elecciones 2021
Por Ma. de los Ángeles Nivón
23 de noviembre, 2020
Comparte

MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

-Mandan a delegado Alejandro Guevara Cobos a “meter orden” en PRI de Oaxaca

-En la escena “yopes” y “yupis-juniors” no logran acuerdos, crece el encono y la guerra sucia

A unos días para que formalmente inicie el proceso electoral en Oaxaca para renovar 153 municipios que se rigen por sistema de partidos políticos, Congreso del Estado y la bancada federal oaxaqueña en San Lázaro, en el PRI tampoco cantan mal las rancheras para la capital oaxaqueña, si Morena está fracturado, los priistas andan más que divididos.

¡Se les hace bolas el engrudo!

Tan es así, que desde el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que dirige Alejandro Moreno Cárdenas enviaron a un delegado especial oriundo de Tamaulipas, Luis Alejandro Guevara Cobos para que “meta orden” entre las y los que quieren y aspiran a ser candidatos en estas elecciones del 2021, pero los priistas están más enredados que el quesillo.

“Amigas y amigos, siempre de la mano de Dios, hoy vamos para Oaxaca, con la misma actitud con la que hace 23 años, venimos a hacer trabajo, luchando por espacios para los jóvenes, lo de hoy es un compromiso mayor, hay que recobrar el México que estamos perdiendo”, escribió en su cuenta de Facebook.

De entrada se encuentra con dos grupos al interior del priismo oaxaqueño, el de los veteranos tricolores donde comulgan el mismo líder estatal Eduardo Rojas Zavaleta y Alejandro Avilés Álvarez, así como los llamados “yupis-juniors” que han mostrado su descontento porque los primeros, dicen ellos, quieren aplastarlos, mientras que los “yopes” se sienten relegados de las decisiones de poder.

Y para muestra un botón.

En la capital oaxaqueña por indicaciones del propio Gobernador Alejandro Murat Hinojosa mandó a caminar a ¡12 aspirantes!…que locura.

Entre ellos Manuel Vera Salinas, Samuel Gurrión Matías, Juan Carlos Rivera Castellanos, Edgardo Aguilar, Laura Vigñón, Mariana Nassar Piñeyro, aunque esta última más bien estaría propuesta por la candidatura a la diputación local por la zona norte de Oaxaca de Juárez, no va para la alcaldía.

En lugar de realizar una proyección con nombres y apellidos de cada uno de los aspirantes para ver cómo están en el ánimo de la ciudadanía y escoger a tres, no más, de los que verdaderamente tengan posibilidades reales de crecer, mandó a la bola de suspirantes y ahora no saben cómo hacerle para no causar enconos ni divisiones.

Pésima estrategia política-electoral, porque no solo crean divisionismo sino también confusión al interior del priismo y es un mal mensaje hacia adentro y hacia afuera que es lo peor.

Ahora bien.

Si nos vamos a los últimos números obtenidos en las elecciones del 2018, de acuerdo al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-ES) obtuvo 75,288 sufragios por el efecto Obrador; mientras que la coalición “Por Oaxaca al Frente” (PAN-PRD-MC) obtuvo 35,263 sufragios y la candidatura común de PRI-PVEM alcanzó 25,620 votos.

El gran reto para el PRI será superar ese número de votos obtenidos por Morena, que ahora tendrían una gran ventaja, AMLO no aparecerá en la boleta y el desastroso gobierno que ha hecho Oswaldo García Jarquín tiene que más que molesta a la ciudadanía, peleado con varios agentes municipales donde de plano le cerraron las puertas como en Dolores, Donají y Montoya.

Aunque el buen amigo Jesús Romero López nos diga que su partido (Morena) ganará dos a uno, porque el Oswaldo García no cuenta, es decir, su pésima administración municipal no le ha hecho mella a la imagen del Movimiento de Regeneración Nacional. ¿Será?

Así tenemos que de todos los que se mencionan para la capital oaxaqueña por el PRI, el que viene de una elección reciente es Samuel Gurrión Matías, obtuvo buenos números, pero desconocemos cómo está recientemente en el ánimo de la ciudadanía, porque compitió por un partido distinto, aunque ya se analiza la posibilidad de una alianza entre el PRI-PAN-PRD, quieren meter también a Nueva Alianza y al Partido Unidad Popular, en eso están las dirigencias estatales.

Y el PRI ya no tiene tiempo para apuntalar a un candidato o candidata, es decir, hacerlo crecer en tan solo cinco o seis meses, es mega imposible, ni para la gubernatura les da tiempo, porque si ustedes analizan, tampoco el PRI tiene un cuadro fuerte con el que pueda hacerle frente a Morena, en este último solo son dos con posibilidades reales:

Susana Harp Iturribarría, si toca género en Oaxaca, ya la hizo; y Salomón Jara Cruz, al que mandaron a Guerrero como delegado electoral, quien sabe si para dejarle el camino libre a la senadora o como mera estrategia política.

Pero en el tema del PRI que es lo que hoy nos ocupa en este espacio, el nuevo delegado, Luis Alejandro Guevara Cobos no puede ni debe equivocarse, tiene que hacer un trabajo de filigrana, porque ya se dio cuenta de cómo están los grupos de divididos, aquí no es el norte del país, será imposible que en el camino no deje gente lastimada pero debe tratar que sea la menos posible y ser incluyente, no excluir a nadie.

Me dicen, por ejemplo, que el grupo de mujeres priistas ya se habían puesto de acuerdo para que le tomaran protesta a Liz Acosta como dirigente estatal del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI), porque transita con todas las féminas del PRI, recordemos que entre ellas también hay un marcado divisionismo, pero el delegado al parecer la bajó de la aspiración y ahora hay molestia entre las priistas.

A ver cómo le hace para arreglar ese asunto con las mujeres tricolores. Así se ha estado reuniendo con cada uno de las y los aspirantes por distrito y municipio.

Si el delegado enviado especial de Alejandro Moreno Cárdenas no da resultados para “ordenar la casa” en Oaxaca, tendrá que ser el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa quien se siente con ambos grupos, los “yopes” y los “yupis-juniors” para de una vez por todas “meterlos en cintura”, ya no hay tiempo, las elecciones intermedias están a la vuelta de la esquina, si quiere recuperar distritos y municipios tiene que agarrar al toro por los cuernos, insistimos, sin la unidad, están fritos.

Murat Hinojosa necesita “base social” por las aspiraciones que tiene, y en Oaxaca no la construyeron, ni siquiera apuntaló a un cuadro fuerte para que hoy sin mayores contratiempos saliera como candidato o candidata natural, se equivocó con Raúl Bolaños Cacho Cué, quien tendrá que quedarse a concluir su periodo en el Senado de la República y seguir tejiendo alianzas con Ricardo Monreal Ávila y Manuel Velasco Coello.

El otro error “garrafal” que cometió el Mandatario oaxaqueño, fue aceptar como “estratega político-electoral” a Jorge Franco Vargas, El Chuky, quien desde hace algunas semanas, como se los dimos a conocer en este espacio, está operando, solo que el ex funcionario ulisista no abona a la unidad del priismo, no suma, más bien divide, confronta y no necesitamos decir más, porque ustedes mejor que nadie amable audiencia conocen la historia de este oscuro personaje que regresó por sus fueros al PRI.

Mal, pésima decisión, al grado que en los distritos electorales los aspirantes no lo quieren cerca. ¿Por qué será?

Vamos a ver qué sale con estos priistas.

CORREO: nivoni66@gmail.com  

TWITTER: @Gelosnivon                                         

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

Comparte