brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Francisco Toledo, el artista zapoteco universal y defensor de causas políticas, ecológicas y culturales
Por Agencias
17 de julio, 2021
Comparte
  • En su trabajo es visible una pasión intensa por la naturaleza y la representación de figuras híbridas, entre animales y humanos.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) recuerdan a Francisco Toledo (17 de julio, 1940 – 5 de septiembre, 2019) en el 81 aniversario de su natalicio. Siempre dedicado al apoyo, protección y conservación del patrimonio histórico y cultural de Oaxaca, además de ofrecer a jóvenes, niños y adultos un acercamiento único a la cultura y las artes con su incansable promoción cultural. El artista, activista, filántropo y promotor cultural, fue un defensor de los derechos humanos y las lenguas originarias, siempre cercano al pueblo.

Oriundo de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, la diversidad de su trabajo como grabador, escultor, pintor y ceramista fue expuesta en distintos lugares alrededor del mundo, y forma parte de las principales colecciones de arte, tanto privadas como públicas. Hoy por hoy, Toledo es considerado uno de los artistas mexicanos más reconocidos a nivel mundial y uno de los artistas visuales más importantes de México.

En su trabajo es visible una pasión intensa por la naturaleza y la representación de figuras híbridas, entre animales y humanos. Mostró desde muy joven un interés particular en el dibujo, tuvo motivos suficientes para iniciar sus estudios en la Escuela de Diseño y Artesanías del INBAL, en la Ciudad de México. Tiempo después viajó a París donde rápidamente su trabajo comenzó a recibir atención internacional. En este viaje conoció a Rufino Tamayo, quien fue una influencia importante en su trayectoria. Ni el reconocimiento ni la fama hicieron que Toledo perdiera sus convicciones ni su principal interés de acercar la cultura y las artes a los oaxaqueños.

Toledo retornó a su natal Oaxaca, emprendiendo varios proyectos que promueven el arte de la Verde Antequera, llevando a cabo una extensa labor social en pro de la difusión cultural. Consciente de la realidad de su entorno, en sus múltiples propuestas el artista resaltó lo autodidacta y el potencial creativo de los oaxaqueños y del pueblo mexicano en general.

Experiencia e innovación artística

Partiendo de una rica e importante colección artística de gráfica y una extensa biblioteca, Francisco Toledo fundó el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, mejor conocido como IAGO, el 29 de noviembre de 1988, gracias a la donación de una hermosa casona del siglo XVIII y al trabajo conjunto de distintas instancias, como el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, el Gobierno de Oaxaca y la Asociación civil José F. Gómez.

El IAGO se inauguró como un espacio donde el diálogo entre el arte contemporáneo y las técnicas tradicionales son una constante en la búsqueda de la unión entre la experiencia y la innovación artística. Este espacio se distingue como un recinto de inclusión para la divulgación y enseñanza de las artes, convirtiéndose en pilar de la comunidad cultural en Oaxaca. Hoy es un referente del inicio de muchas instituciones, y pionero en programas educativos en este tipo de recintos, pues entonces la enseñanza no estaba en los museos ni en las bibliotecas.

Continuar leyendo en: https://inba.gob.mx/prensa/15407/francisco-toledo-el-artista-zapoteco-universal-y-defensor-de-causas-pol-iacuteticas-ecol-oacutegicas-y-culturales

Comparte