Las acompañantas de aborto

0
38
Las acompañantas de aborto

En Coahuila existen mujeres que acompañan a otras cuando éstas necesitan abortar. Las acompañantas de aborto (agrupadas en colectivas y no) han creado y gestionan distintas redes de apoyo que tienen presencia en diferentes puntos de este estado. ¿Cómo se organizan? ¿Qué retos enfrentan? ¿Cómo entender su papel? De eso va esta historia

Texto: Lizbeth Hernández / Cambia la historia | PIE DE PÁGINA

Fotografías: Mahé Elipe

COAHUILA.- Mar, una joven de poco más de 20 años, decidió abortar. No sabía muy bien a quién acudir hasta que sus amigas descubrieron a través de redes sociales a un grupo de mujeres que acompañan abortos. El primer contacto fue por Facebook y luego por WhatsApp. Llevaba más de 12 semanas de gestación.

“Por mi seguridad, para sentirme más cómoda, decidí que sí quería ser acompañada. Fueron como cuatro chavas las que estuvieron presentes conmigo. Eran muchísimas cosas las que sentía, más que nada, el miedo”, cuenta Mar, quien pide ser identificada así en esta historia y quien no da más elementos de su vida para asegurar su anonimato. No quiere que su familia sepa que abortó.

Y sigue: “Estaba en un punto en mi vida en que no podía tenerlo. No fue planeado. Yo estaba cuidándome y falló el método anticonceptivo, fue accidente por así decirlo”.

Mar es una mujer de Saltillo, Coahuila. Quienes la acompañaron fueron integrantes de la Red Aborto Seguro Saltillo, una de las agrupaciones que hacen esta labor en el estado.

“En ese momento tú sientes que todo el mundo te va a dar la espalda. Quieras o no, estás devastada por lo que estás haciendo porque está en contra de tus creencias, de la moral. Ellas son muy neutrales, te escuchan”, abunda Mar.

Desde 2018, mujeres jóvenes, principalmente, se han ido organizando para conformar grupos de acompañamiento de aborto en diferentes lugares de Coahuila. La organización implica formación sobre el procedimiento para interrumpir un embarazo con medicamentos, conocer qué implican los derechos sexuales y reproductivos, hacer vinculación entre colectivas en diferentes zonas de Coahuila (a veces también fuera) y también pensar en esta labor, muchas veces por fuera del Estado, para garantizar que otras mujeres y personas gestantes ejerzan su derecho a decidir.

“Las acompañantes vienen a suplir una labor del Estado desde un lugar amoroso, donde se entiende por qué estás tomando esta decisión, es una manera de combatir una violencia institucional”, considera Ninde MolRe, abogada especialista en derechos sexuales y reproductivos.

No hay forma de dar con una cifra exacta, pero se estima que entre 2002 y 2016 se reportaron 624 casos de muerte específica por abortar en México.

II

Las jóvenes que acompañan abortos en Coahuila tienen en promedio entre 25 y 30 años. Mix, 25 años, supo que se podía acompañar a otras mujeres que deciden abortar cuando conoció a una activista feminista de Monterrey en 2018. Llegó a ella y al feminismo gracias a su terapeuta, quien le habló de este tema y le presentó a la activista regia. Después de ese encuentro empezó a buscar más información. Se involucró. Y al poco tiempo realizó sus primeros acompañamientos.

Las hermanas Karina, Ariadna y Dev, originarias de Ramos Arizpe, un municipio industrial y manufacturero que se ubica a 40 minutos de Saltillo, también se acercaron primero al feminismo: acudieron a algunas marchas por el #28S, Día de Acción Global por el Aborto, luego leyeron más sobre el tema en internet, y de ahí saltaron al acompañamiento. Ninguna de las hermanas rebasa los 25 años. Combinan su activismo con sus estudios universitarios y sus trabajos. Su labor como acompañantas no es algo público en su comunidad y, al igual que otras integrantes de las redes de acompañamiento en este estado, mantienen un perfil más discreto sin hablar demasiado sobre detalles de su vida privada.

“Empecé a involucrarme, a tomar talleres de acompañamiento [a través de internet, llegó a ellos buscando en Facebook y encontró algunos que daban otras organizaciones]. Me quedé con esa idea: no puedo permitir que las personas sigan un embarazo no deseado solo porque no hay información”, relata Ariadna.

Para Blanca, 32 años, fue distinto. En 2016 ella necesitaba abortar y no encontraba datos u opciones para hacerlo de manera segura. Ella radica en Monclova, municipio de la zona central de Coahuila, uno de los más poblados y desarrollados del estado. Finalmente logró interrumpir su embarazo en una clínica privada en su municipio.

Las Acompañantas son mujeres con diferentes perfiles: madres, estudiantes, hermanas, incluso activistas, todas ellas unidas por una misma causa: la de poder elegir sobre el propio cuerpo. / Foto: Mahé Lipe

Leer más:
https://piedepagina.mx/las-acompanantas-de-aborto/