EFE / Sin Embargo

Ciudad de México.- Después de una semana de debate, un total de 300 niños y niñas de todos los estados mexicanos clausuraron este viernes el X Parlamento Infantil en la Cámara de Diputados de México, donde criticaron tanto a la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto como a la del mandatario estadounidense Donald Trump.

Las y los participantes, que representaban las 32 entidades federativas del país latinoamericano, ocuparon los asientos de la Cámara de diputados del 13 al 17 de febrero y se convirtieron en legisladores, posición desde la que reclamaron al Gobierno mexicano aplicar las sugerencias que los pequeños legisladores proponían.

Uno de ellos fue el valiente Ricardo Ibarra Tapia, un aspirante a cirujano de 11 años y natural de Santa Lucía, municipio de San Juan del Río en el estado de Querétaro, quien mostró frente a todos sus compañeros unas imágenes que tomó de un hombre viviendo en la calle para recriminar los lujos en los que vive el presidente mexicano.

“El Gobierno se queda con el dinero y eso ya no lo vamos a tolerar. Yo he visto en la calle cuánta pobreza hay; aquí traigo una foto para mostrársela a mis compañeros. Es un señor que está viviendo en la calle”, denunció.

Una de las soluciones que propuso el joven legislador fue la creación de un comité en el que cada cierto tiempo un niño de cada estado supervise el progreso del Gobierno y así frenar la corrupción.

“Ya estamos hartos de tanta corrupción. Nuestra águila mexicana está encerrada y queremos que sea libre”, puntualizó.

Ibarra señaló en declaraciones a Efe que cuando los participantes del Parlamento fueron a la residencia presidencial de Los Pinos vieron los lujos en los que vive el presidente y, para Ricardo, “no es justo que mientras él vive en esas comodidades mucha (gente) esté en la calle”.

“Hay niños que andan trabajando sin un buen hogar”, enfatizó.

Otra de las cosas con las que el joven se mostró contrariado es la efectividad de estas jornadas en la Cámara de Diputados.

“Los hoteles están de lujo, pero ¿eso de qué nos sirve si no van a cumplir? Eso es una pérdida de tiempo. Podría llegar a ser útil si ellos realizaran lo que les pedimos, México sería un país mejor”, aseveró.

En cuanto al Presidente de Estados Unidos, fue contundente: “Trump la verdad está mal, está loco. México es uno de los mayores comerciantes de Estados Unidos; nosotros le damos petróleo, y si hace eso va a empezar a crear muros, se va a empezar a crear un caos y a él ya no le va a funcionar como presidente”.

Trump firmó el pasado 25 de enero una orden ejecutiva para construir de un muro con México y recrudeció la política hacia los inmigrantes indocumentados, con la promesa de construir más centros de detención y negar fondos federales a las ciudades que traten de protegerlos.

Axel Romo criticó la corrupción en México. Foto: Cuartoscuro.

Por su parte, Axel Gael Romo identificó la corrupción como el principal problema de México. “¿No podemos ser un país sin corrupción?, me pregunto. ¿No podemos serlo? Necesitamos gobernantes justos. ¡Fuera los corruptos! Ya se acabó esa injusticia. Por favor, no vivimos en el siglo XIX , en donde todo era monarquía. Ya cálmense, por favor”, dijo, elocuente, desde la tribuna.

También se refirió a la pobreza y contó que durante la visita a Los Pinos pudieron constatar que Peña Nieto “vive en una casa lujosísima, mientras que vemos en las calles la pobreza que se presenta”.

“¿Por qué, diputados, por qué vemos esa pobreza?, yo me pregunto. ¿Por qué? Pues porque un presidente gana aproximadamente más de 300 mil pesos  al mes”, remató.

Lesly Esquivias, una futura caricaturista de Jalisco, participó por primera vez en el Parlamento Infantil con solo 11 años, y afirmó que lo que Trump está haciendo mal “es mandar a todos los migrantes a su país de origen” y señaló que el magnate “quiere recuperar la raza estadounidense, pero ya es una mezcla, así que ya es imposible”.

“Los niños que se separan de sus familias no tienen tan buenas condiciones de vida en su lugar de origen, así que lo que hacen es irse, como también sus padres, para mandarles el dinero necesario”, dijo Esquivias.

Respecto al papel de Peña Nieto frente a la posible oleada de deportaciones de migrantes indocumentados, la joven diputada protestó y dijo que “lo que no quiere (el presidente) es que venga toda la gente que tienen allá porque es más dinero que invertir, más gente que alimentar, más recursos”.

“Él no quiere batallar, quiere la vida fácil. Como presidente tiene que hacer su trabajo, no lo que se le pega la gana”, aseguró.

Esquivias señaló que Peña Nieto “deja al lado a la gente”, ya que cuando los jóvenes legisladores fueron a Los Pinos para al visitarlo a él y a la primera dama, Angélica Rivera, los niños querían tomarse fotos y acercarse al mandatario, pero, según Lesly, “lo que hacía era apartarnos”.

Representantes de 15 comisiones expusieron los puntos que los jóvenes legisladores trabajaron durante la semana parlamentaria, entre ellos la defensa del derecho a la educación, a la familia y a la no discriminación.