CDMX.-. En los laboratorios de los 44 centros de acopio de leche con que cuenta Liconsa en el país, se realizan pruebas que garantizan la calidad del producto lácteo de la empresa social.
Por cada depósito de leche realizado por productores nacionales en los centros se analiza alcohol, temperatura, acidez, grasa propia de la leche, punto crioscópico, densidad, proteínas, sólidos no grasos, reductasa, antibióticos, células somáticas, conservadores (peróxido de hidrógeno, derivados clorados, formaldehido) y neutralizantes.

Los laboratorios de estos centros cuentan con tecnología de punta y dan cumplimiento a lo establecido en las normas: NMX-F-700-COFOCALEC-2012 ¨Sistema producto leche – Alimento lácteo-Leche cruda de vaca- Especificaciones fisicoquímicas, sanitarias y métodos de prueba¨ y NOM-243-SSA1-2010 ¨Productos y Servicios. Leche, producto lácteo, producto lácteo combinado, mezcla de leche y derivados lácteos. Disposiciones y especificaciones sanitarias.”

Estas mismas pruebas son realizadas por las diez plantas industriales de Liconsa que reciben la leche adquirida en los centros de acopio. Son 15, 500 pruebas las efectuadas diariamente en estas plantas.

Así, Liconsa garantiza la excelencia nutricional de la leche que distribuye a través del Programa de Abasto Social a 6.4 millones de mexicanas y mexicanos que padecen carencia alimentaria.

COMPARTIR