brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Las mujeres de Cachimbo y su lámpara maravillosa
Por Pedro Matías
20 de octubre, 2014
Comparte

Pedro MATÍAS

ISLA CACHIMBO, Ixhuatán, Oax.- (pagina3.mx).- Esta historia parece haber salido de un cuento, de una leyenda, de un sueño, de la fantasía, pero es real. Son mujeres que con su lámpara maravillosa están decididas a enfrentar al monstruo que las ha mantenido en tinieblas durante años, la oscuridad.

[quote_left]“Aquí todo está en tinieblas”[/quote_left], pero Norma Guerra, Rosa Elvia Hernández, María Aidé López y Olga Lilia Pimentel, están decidas a vencer esa oscuridad en la que vive la comunidad de esta Isla.

Para ello primero tuvieron que vencer el miedo, la angustia, la nostalgia y, sobre todo, la oscuridad de la ignorancia.

No están solas, cuentan con un genio que les ha entregado la lámpara del conocimiento, de los chips, resistencias, transformadores, del ensamble de paneles solares que terminarán por alumbrar a 150 familias.

El Hindú Bunker Roy, fundador de la organización Barefoot College, es el genio que donó del equipo a los habitantes de esta Isla y que serán ensamblados por las cuatro mujeres que darán forma a las lámparas maravillosas que cumplirán su más grande deseo, tener luz.

El equipo para electrificar la Isla de Cachimbo, agencia de San Francisco del Mar, ya está en el Istmo de Tehuantepec, después de varios meses de haber salido de la India, como parte de un proyecto de formación en aprovechamiento de energía solar, auspiciado por el Barefoot College (Universidad Pies Descalzos).

Fue Bárbara, el huracán que azotó en el 2013, que colocó a Cachimbo en el mapa a tal grado que el Hindú Bunker Roy, fundador de la organización Barefoot College, viajó a esta isla perteneciente a Oaxaca.

“Yo estaba componiendo mi pescado cuando llegó Bunker Roy y yo pensé que era una mujer, por su atuendo, es un señor muy alto y vino a cerciorarse que no había ningún poste de Luz”, narró Norma Guerra.

Vinieron desde la India para capacitar a mujeres sobre la luz y nadie lo tomo en serio. Nos reunimos y fue rápida la elección. Él pregunto si no había luz e hizo una encuesta de cuánto gastamos en veladoras, baterías, cargas de un celular y se hizo cantidad de 550 pesos al mes.

Entonces, él dijo que estaba dispuesto a dar todo el material para que aquí hubiera energía solar pero a cambio debería de llevar a 4 abuelas de 35 a 50 años. Nos puso en fila y las señoras más mayores las sacaba y a otras nos dijo, ustedes van a quedar.

Yo pregunté por qué tanto interés aquí. Nadie da nada a cambio, más ahorita en estos tiempos a nadie se le confía.

La respuesta fue inmediata: Mira de dónde vengo, no me hagas esto y tú vas a ir.

“Yo no voy porque tengo los ojos llenos de carnosidad, le respondió y su contestación fue: No problema, allá gafas, me dijo.

Y le respondí que “esto no se cura con gafas, esto es un bistec que tengo aquí en los ojos.

Dice, no problema en India operación y me dije esta es una gran oportunidad.

Terminó por elegir a Norma Guerra, Rosa Elvia Hernández, María Aidé López y Olga Lilia Pimentel.

Gubidxa Guerrero Luis, fundador del Comité Melendre y responsable de la gestión social y el vínculo con el instituto Barefoot College, fue el responsable de realizar el papeleo: “Fueron nuestros padres y madres porque casi de la mano nos llevaron los del grupo Melendre y cuando les dieron fecha de salida comenzó la tronadera de dedos pensando en qué nos esperaba”.

La salida era el 15 de septiembre de 2013 pero por actas extemporáneas a punto estuvieron de suspender el viaje, sin embargo, Gubidxa Guerrero Luis se movilizó y logró que les entregaran su pasaporte y salieron el 23 de octubre.

“Hemos viajado a Oaxaca, Juchitán y Arriaga, pero no había viajado en avión, es enorme y llegar a un país que no hablan español menos.

El vuelo México- Frankfort-Nueva Delhi duró 36 horas y a puras señas se comunicaron. Luego fueron ocho horas por tierra hasta llegar a Tilonia.

La beca fue para 37 mujeres de 11 países, entre ellos de África, Nepal, Brasil, Belice, Indonesia, Honduras, Panamá y México.

No entendíamos nada porque todo era en inglés, pero a puras señas nos comunicamos. Lo primero que aprendimos fue hablar o distinguir los componentes -desarmador, llaves, resistencias, transformadores y otras piezas- porque era con números y colores.

No les importó dejar familia, hijos, todo por ayudar al pueblo porque “si vieran cómo se pone en la noche, aquí todo está en tinieblas”.

Aunque no tienen ni la primaria terminada, Rosa Elvia Hernández Vicente, considera que “fue algo que nunca creían que iba a hacer realidad. Fue como un sueño y gracias a Dios que se hizo realidad. Fue algo hermoso”.

Bunker Roy dice “que no se necesita tener estudios para aprender y Dios no dio esta gran oportunidad y ahora el propósito es tener nuestro taller para armar las celdas solares que serán enviadas en septiembre u octubre”.

[quote_box_right]“Ya aprendimos hacer lámparas y paneles. Allá nos daban las piezas y el cerebro y nosotros en cinco meses aprendimos con los colores y números a armar estos paneles”.[/quote_box_right]

Mencionaron que ya tienen donado el terreno para un taller pero no tienen block de cemento o láminas, ahora esperan donaciones para guardar el material para construir las celdas que alumbraran a Cachimbo.

Fue una experiencia muy bonita. Era como un sueño. Y regresamos como Aladino con una lámpara maravillosa.

Lo paradójico e insultante, es que a solo ocho kilómetros de la isla, se encuentra un aerogenerador de energía eléctrica que forma parte del corredor eólico del Istmo, el más importante de América.

Hasta ahora, aquí, los rayos son los únicos que iluminan a Cachimbo, una isla que vive entre tinieblas al carecer del servicio de energía eléctrica, sobreviven a huracanes, padecen asaltos de piratas “modernos” y sufren de una maliciosa injusticia social.

Estas personas, según el censo de 2010, forman parte de las 48 mil familias de Oaxaca que carecen del servicio de energía eléctrica, lo que significa que alrededor de 200 mil personas viven en penumbras.

Lo más oprobioso es que Bunker Roy, el fundador de la Barefoot College de la India, visitó la isla después de ser devastada por el huracán Bárbara y se llevó a capacitar a estas cuatro mujeres de Cachimbo para que ellas mismas instalen 120 paneles solares que donará esta organización no gubernamental.

Norma Guerra, Rosa Elvia Hernández, María Aidé López y Olga Lilia Pimentel vivieron cinco meses en la India, específicamente en Tilonia perteneciente a Rajasthán para aprender y servir a su pueblo. Ahora ya están capacitadas para alumbrar a su comunidad.

“Nos da tristeza y enojo que mejor Bunker Roy venga ayudarnos y nos done celdas de 75 voltios para cada vivienda con su respectiva batería, 25 metros de cable y tres lámparas y nuestro gobierno nos mantenga olvidadas”, se quejó Norma Guerra.

[quote_box_left]“Nos da tristeza y enojo que mejor Bunker Roy venga ayudarnos y nuestro gobierno nos mantenga olvidadas”[/quote_box_left]

Mientras que los 15 parques eólicos instalados en esta región del Istmo en lugar de generar desarrollo o mínimamente alumbrar comunidades sin luz, solo han sembrado discordia intercomunitaria, inseguridad, daños y denuncias agrarias.

Lo que más indigna, es que el propio gobernador Gabino Cué se jacta y presume que con la energía eólica generada en Oaxaca, se podría iluminar todo el estado de Durango durante un año.

Y es que Oaxaca genera 2,300 mega watts que permiten iluminar 1.8 millones de hogares, con lo cual se podrían electrificar viviendas de Quintana Roo, Aguascalientes, Tlaxcala, Morelos, Zacatecas o Nayarit durante un año.

La realidad es que Oaxaca figura entre los tres primeros lugares de todo el mundo por su potencial en la producción de energía renovable y genera casi el 90% de la energía eólica en el país.

En la actualidad, el Istmo de Tehuantepec –donde se encuentra Cachimbo- se ha colocado a la vanguardia en la producción de energía renovable a escala nacional e internacional, debido a que en esta región de la entidad se generan 2, 300 mega watts porque operan 21 centrales eólicas.

Indicó que en la actual administración se ha triplicado el número de parques eólicos -al pasar de 7 a 21 en los últimos cuatro años- lo que ha permitido la producción del 90 por ciento de energía eólica en todo el país.

Actualmente, los principales municipios generadores de energía eólica en el Istmo de Tehuantepec son: Santo Domingo Ingenio, Juchitán de Zaragoza, Unión Hidalgo, El Espinal y Asunción Ixtaltepec, que en conjunto mantienen 1,186 aerogeneradores.

A su vez, anunció una inversión de 111 millones de dólares para el nuevo parque eólico en el municipio de Santo Domingo Ingenio, con lo cual será posible llevar luz eléctrica a 125 mil hogares mexicanos y reducir las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2) por generación convencional en más de 200 mil toneladas.

De igual forma, informó que 25% del potencial eólico en el país lo abarca Oaxaca y tan solo en este 2014, se estima una inversión superior a los 800 millones de dólares en este rubro, lo que ha permitido mejorar la calidad de vida de las personas asentadas en los municipios, con la llegada de empresas socialmente responsables.

Mientras que el Fondo de Inversiones Actis destinará 250 millones de dólares en una nueva plataforma energética en México que arrancarán con un nuevo parque eólico en el Istmo de Tehuantepec, pero no informan si se realizó una consulta previa, libre e informada a esa comunidad zapoteca.

Michael Till, Co-Jefe de Energía en Actis, precisó que el Proyecto inicial consiste en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de una planta eólica de 50 Mega Watts, ubicada en el municipio de Santo Domingo Ingenio y suministrará energía a empresas de primer nivel en México

El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomex) participará en el financiamiento de estos proyectos a iniciativa del fondo internacional de inversiones Actis y de la empresa mexicana Comexhidro, cuyo parque será construido por la empresa Acciona Energía y contará con 33 aerogeneradores de la misma marca.

Detalló que los accionistas del Proyecto Ingenio son Zuma Energía, la cuarta plataforma generadora de energía de Actis en América Latina y Comexhidro.

Una vez en operación, el parque Ingenio suministrará energía equivalente al consumo de 125,000 hogares y reducirá la emisión de más de 200,000 toneladas de CO2 a la atmósfera al año, además, generará empleos directos e indirectos (aunque no dicen cuántos) y representa un importante detonador de desarrollo en la región (tampoco explican cómo apoyarán al desarrollo de esa zona).

Mientras que Gubidxa Guerrero Luis, fundador del Comité Melendre, confirmó que el equipo de las celdas solares ya llegó al istmo y está resguardado en Juchitán, solo esperan que pase la temporada de lluvia para mandar el equipo de Cachimbo.

Las mujeres y sus lámparas maravillosas esperan impacientes ensamblar sus celdas para cumplir su más anhelado deseo, tener luz.

 

Comparte