Carlos Portillo/ Revolución 3.0

El senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandro Encinas, emitió un comunicado a través de su página de internet, en el que advirtió la “sepultura” del federalismo a cargo de Enrique Peña Nieto.

Encinas calificó el reciente anuncio del priista como un aviso de “la creación de una dictadura”, además de haber dado respuestas tardías a la situación que se vive en México, evidenciada con la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; “lo cual es evidencia de la incapacidad del presidente para dar solución a un problema generalizado en el país”.

“Peña Nieto reafirma lo que muchas veces yo he expuesto en el pleno del Senado de la República, que el lema de su gobierno es ‘El Estado soy yo’. Y ahora, de manera cínica nos anuncia: ‘La dictadura seré yo’”, expresó.

Las 10 medidas anunciadas por Peña Nieto son, a decir del senador, desesperadas y “dictatoriales”, pues acribillarán al Estado democrático, el municipalismo y las garantías individuales, con la intención de “legitimarse y mantenerse en el poder”, ante las constantes manifestaciones que exigen su renuncia.

 

10 medidas EPN

“Habría que recordarle al presidente qué tipo de forma de gobierno es aquella donde un sujeto o grupo de personas tiende a concentrar el poder y ejercer este poder por medio de sus fuerzas policiacas, como él pretende hacerlo con el Mando Único”, explica el comunicado.

Encinas criticó las políticas propuestas por Peña Nieto, al considerarlas una segunda fase de guerra antinarco, donde se contará con la facultad para decretar estados de excepción en cualquier momento, así como la operación de cuerpos policiacos sin contrapesos y el control de la sociedad mediante su total clasificación, con la clave única de identidad anunciada.

Por otra parte, el priista omitió nombrar al Estado de México entre las entidades que sufren crisis de seguridad de manera alarmante.

Peña Nieto no sólo no aludió su responsabilidad en los hechos ocurridos en Iguala, sino que también se apropió del lema #TodosSomosAyotzinapa, consigna popular que aparte de exigir justicia también demanda su renuncia, sentenció el legislador.

“Trató de asumirse como sociedad civil, pero no lo es. Nos dio muestra de la actitud que siempre lo ha caracterizado: sordo ante las demandas de la ciudadanía y siempre ejerciendo medidas unilaterales. Sí él no replantea su gobierno frente a la sociedad, que al día de hoy exige cada vez con más fuerza su renuncia, puede haber consecuencias graves que serán directamente su responsabilidad”.