ANTONIO MUNDACA Twitter:@amundaca

TUXTEPEC, Oax., (pagina3.mx).- La noche del 26 de septiembre del 2014 ha dejado marcado el régimen de Enrique Peña Nieto como Presidente de la República.

Ha dejado una herida abierta que organizaciones internacionales como Human Rights Watch han catalogado como un “crimen de Estado” por la participación de policías municipales al servicio del narcotráfico en la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, 6 asesinados y 27 heridos en el municipio de Iguala, Guerrero.

El 5 de noviembre las dos universidades públicas más importantes del país hicieron un paro de labores de 72 horas.

50 días de protestas y en Tuxtepec hay silencio universitario.
50 días de protestas y en Tuxtepec hay silencio universitario.

La asamblea interuniversitaria que aglutina al Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), acordaron la medida. Fueron seguidas por el Colegio de México y la Universidad Iberoamericana.

Los planteles de educación superior de Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Querétaro, Hidalgo, Morelos, Zacatecas, Veracruz, Coahuila y Nayarit se sumaron a la inconformidad exigiendo entre maestros y alumnos que aparecieran con vida los 43 normalistas desaparecidos.

A 50 días de la desaparición de los normalistas, ninguna organización juvenil política o civil han hecho pronunciamientos públicos o han protestado a nivel institucional en Tuxtepec por este crimen que le ha valido a México la condena del Parlamento Europeo por la fragilidad de la federación en el respeto a los Derechos Humanos.

La Universidad Pedagógica Nacional (UPN) realizó una movilización casi simbólica el 29 de octubre en Tuxtepec donde unos cuantos maestros participaron con pancartas sin que el respaldo de los alumnos se uniera a las consignas.

Las Universidad Públicas y privadas de la región han guardado silencio ante el asesinato de estudiantes.

Universitarios tuxtepecanos sin alma

Tecnológico de Tuxtepec (ITTux): “no crear problemas al gobierno”. Foto: Antonio Mundaca.
Tecnológico de Tuxtepec (ITTux): “no crear problemas al gobierno”. Foto: Antonio Mundaca.

Mientras la agitación estudiantil hacia efervescencia en las universidades del país con consignas, marchas, pronunciamientos, exigencias y demandas contra las desapariciones, en la ciudad de Tuxtepec los cuatro planteles de educación pública superior: El Instituto Tecnológico de Tuxtepec (ITTux), el Instituto Tecnológico Agropecuario número 3, Instituto Tecnológico de la Cuenca del Papaloapan (ITCP) y la Universidad del Papaloapan (Unpa) con campus en Tuxtepec y Loma Bonita permanecieron indiferentes.

De igual forma, las cuatro escuelas superiores privadas que presumen el mayor número de alumnos siguieron el mismo tenor. La Universidad Madero Campus Papaloapan (Umad), la Universidad Interamericana para el Desarrollo (Unid), el Instituto de Estudios Superiores del Golfo de México (UGM) y la Universidad Hispano (UH).

Durante esos días los comentarios universitarios de Tuxtepec en redes sociales principalmente se concentraron en el certamen de belleza denominado Juventux, organizado por la Dirección de Atención a la Juventud municipal de extracción priista, que curiosamente premia “la belleza” de representantes estudiantiles. Cero pronunciamientos de solidaridad.

UNPA, prohibición de manifestaciones. Foto: Antonio Mundaca.
UNPA, prohibición de manifestaciones. Foto: Antonio Mundaca.

Mientras el 6 de noviembre 100 universidades de todo el país mostraron “el músculo universitario” contra la represión de estudiantes y exigían se acabaran el asesinato a jóvenes y denunciaban el mal endémico en el sistema político del país que ha tocado los partidos e instituciones políticas y ha evidenciado la descomposición social que ha sido difícil contener por medios de comunicación al servicio del Estado, el debate interno de muchos centros educativos de Tuxtepec quedó reducido al silencio cómplice de maestros y la frivolidad de sus alumnos.

Líderes estudiantiles, fans del PRI autoritario

Rodrigo Mariano, líder del CESA al servicio del PRI. Foto: Antonio Mundaca.
Rodrigo Mariano, líder del CESA al servicio del PRI. Foto: Antonio Mundaca.

Durante la realización de este reportaje se buscó una entrevista con Luis Rodrigo Mariano Mendez, dirigente del Comité Estudiantil de la Sociedad de Alumnos (CESA) del Instituto Tecnológico de Tuxtepec, se le preguntó su opinión sobre el caso Ayotzinapa y si había solidaridad del organismo que él representa y se le solicitó una entrevista formal.

La respuesta textual fue: Solo deja me desocupo y te escribo va!? Lo que pasa es que en estos momentos me encuentro ocupado en un evento pero en cuanto tenga un espacio te escribo”.

Se le volvió a preguntar – ¿Estás ocupado en el evento de las chicas Juventux o algo así? y el líder del CESA contestó No, a ese evento iré a las 6”.

El país se desangra y jóvenes universitarias prefieren Juventux 2014.
El país se desangra y jóvenes universitarias prefieren Juventux 2014.

Ese día se realizó el certamen semifinal de dicho evento donde participaron estudiantes de Tuxtepec. El mismo día dimitió Ángel Aguirre como Gobernador de Guerrero y se encontraron 6 fosas con 28 cadáveres. La reacción de las universidades de varios estados fue de movilizaciones. La discusión en varias de las universidades locales se quedó en trajes regionales estilizados.

La postura de Mariano Méndez como líder del CESA es entendible en el juego político, mencionaron fuentes internas del propio Instituto Tecnológico de Tuxtepec.

De acuerdo con las fuentes consultadas, Rodrigo Mariano es una de las dirigencias estudiantiles más cuestionadas que entró en vigor el 12 de noviembre del 2013 al ser un fan declarado del priismo y la Comisión de Enlace, corriente al interior del PRI que tiene tomada las instalaciones de dicho instituto político.

“Mariano llegó a la dirigencia del CESA porque lo financió el PRI, nunca va a ser nada crítico contra ese partido y hacer una movilización en el Tec es atentar contra eso, porque es fan de Peña Nieto y de Eviel Pérez”, precisó la fuente interna.

El 9 de febrero de este año -en una entrevista realizada por Carlos Abad- el dirigente estudiantil admitió haber asistido a reuniones del PRI pero negó pertenecer a la Comisión de Enlace. “Sí asistí a las reuniones y he escuchado las ideas, pero es parte de mi función, así como lo haré con diferentes colores políticos”, respondió a Carlos Abad.

18 días después (al cierre de este reportaje) de que se solicitó la entrevista, no hay una fecha para que fije su postura, en cambio sí ha trascendido su cercanía a través de fotos en redes sociales con todo lo que huela a PRI.

Garibay Armenta, la sombra de Guerrero

Durante el reportaje también se buscó la postura del ingeniero Sergio Fernando Garibay Armenta, Director del ITTux desde agosto de 2013; sin embargo no fue atendida la solicitud.

El nuevo director curiosamente es egresado del Sistema Tecnológico y venía desempeñando el cargo de director del ITT de Ciudad Altamirano, en el estado de Guerrero. Garibay Armenta fue también Director del Tecnológico de Acapulco.

Y según un reportaje de Arturo Parra Ochoa, fechado el 19 de marzo de 2006, a la llegada creó un conflicto laboral que trascendió a instancias penales, cuando impuso una “cuota voluntaria” de 100 pesos a estudiantes y maestros que después se vio obligado a regresar según consta en la información con copia del reportero.

Garibay Armenta fue impedido por los profesores a ingresar al plantel educativo y exigieron su destitución.

De acuerdo con la información de Arturo Parra, el conflicto se había generado en Acapulco desde noviembre del 2005 y existen oficios que fueron girados a la delegación sindical DII-671 y a la Dirección General de Educación Superior Tecnológica.

Fuentes internas señalaron que la consigna en el “Tec” es el silencio, “no tener problemas” y algo que se ha podido hacer mediante un CESA sumiso y controlado por el PRI.

Silencio reglamentado

Víctor Alonso Acevedo Parra, presidente de la Sociedad de Alumnos del Instituto Tecnológico de la Cuenca del Papaloapan (ITCP), también ha sido señalado por acercamientos con el priismo. En enero del 2014 fue activista contra el aumento al pasaje. Pero sobre Ayotzinapa ha guardado silencio.

La Universidad del Papaloapan (Unpa) como una Institución de educación superior perteneciente al Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (Suneo) ha impedido manifestación alguna a través de una reglamentación interna ubicada en el siguiente enlace:

http://www.unpa.edu.mx/DocsUNPA/Reglamento_alumnos_SUENO.pdf

Finca responsabilidades a los alumnos en “Obligaciones” en el Capítulo II y el artículo 27 señala: “Son obligaciones del alumno: a) Guardar dentro y fuera del recinto de la Universidad una conducta digna y respetuosa hacia las autoridades académicas, compañeros, personal administrativo y trabajadores universitarios en general, incluyendo una imagen de respeto a la Institución universitaria. El total del tiempo transcurrido durante las prácticas de campo, viajes de prácticas escolares, estancias profesionales y servicio social, será considerado como actividad dentro del recinto escolar, con las implicaciones y sanciones que ello amerite”. Las sanciones vedadas son la posible expulsión.

Unid: reglamentos de buenas costumbres

UNID, el reglamento llama a las “buenas costumbres”. Foto: Antonio Mundaca.
UNID, el reglamento llama a las “buenas costumbres”. Foto: Antonio Mundaca.

En su portal oficial, la Universidad Interamericana para el Desarrollo (Unid) presume la presencia de su institución en 50 ciudades y 45 años de experiencia en la formación de “excelencia académica del desarrollo humano”.

Menciona desde el oficialismo que la filosofía de la Unid se basa en una formación integral en la cual el desarrollo de la inteligencia y la adquisición del saber son fundamentales.

En Tuxtepec, a pesar de este posicionamiento publicitario de la escuela de ascendencia católica y con misas durante ciertos momentos en el plan educativo, es sabido de comentarios de maestros sobre el caso Ayotzinapa que demeritan el espíritu que presume dicha Universidad en sus carteles de publicidad.

[pull_quote_center]“Esos normalistas se lo merecen por revoltosos”, trascendió el comentario de una de las maestras con alumnos en una institución que se jacta en dar clases de moral, religión y ética.[/pull_quote_center]

A nivel interno se pudo consultar fuentes que señalaron que existe un cambio en la Dirección que ha impedido tener una postura sobre Ayotzinapa. Sin embargo, alumnos entrevistados han señalado que desconocen el tema de Ayotzinapa o no les interesa o es un tema que a la escuela no ha tomado en cuenta para nada.

Según el reglamento general de estudiante actualizado en septiembre del 2014 al que tuvo acceso el reportero se estipula que el contenido de dicho documento constituye el marco general para Ia Reglamentación Académica y Administrativa de estudiantes de Ia Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID).

En el mismo se establecen las atribuciones y obligaciones de toda Ia comunidad estudiantil. En el titulo IX. Llamado disposiciones disciplinarias.

De acuerdo con el artículo 124: “Son causas graves de indisciplina, meritorias de un acta administrativa, aplicables a todos los miembros de Ia comunidad, las siguientes: “alterar Ia paz o el arden público, cometer actos en contra de los intereses y bienes de Ia institución, así como faltas en contra de Ia moral y las buenas costumbres.”

Ese fragmento, afirmó un abogado consultado, impide la libre manifestación de los estudiantes.

La UMAD: Entre Lady Hueca y la apuesta de consciencia

UMAD realiza convocatoria interna para pronunciamiento del alumnado.  Foto: Antonio Mundaca.
UMAD realiza convocatoria interna para pronunciamiento del alumnado. Foto: Antonio Mundaca.

La Universidad Madero en su portal oficial se declara como una institución partidaria de la “Filosofía Metodista”, la cual describe a nivel interno como una educación que “promueve el amor, la espiritualidad y el respeto a las personas en sus diversas creencias e ideologías.”

Y abunda: “Como religión cristiana, el metodismo aporta un acento poderoso en la vida social y personal, su papel es fuente de fortalecimiento de valores culturales y prácticas sociales que apoyan el amor, el desarrollo humano, la justicia, el respeto, la inclusión y la solidaridad.”

Ese discurso de igualdad sin embargo se ha roto ante la falta de un pronunciamiento sobre los asesinatos de estudiantes, que no se han hecho en la Ciudad de Tuxtepec y tampoco en la matriz ubicada en la Ciudad de Puebla.

50 días después, la universidad privada más grande de Tuxtepec no ha fijado postura sobre los 43 desaparecidos de Ayotzinapa o hecho recordatorios sobre las 22 mil 532 personas desaparecidas sin rastro en los últimos años. 9 mil 790 durante los dos años de Peña Nieto en el poder.

“Lady Hueca”, desatinado comentario de la hija de la Síndica Hacendaria de Tuxtepec.
“Lady Hueca”, desatinado comentario de la hija de la Síndica Hacendaria de Tuxtepec.

A ese “olvido” de la Universidad Metodista se le sumó el hecho que el 11 de noviembre una egresada de la facultad de Mercadotecnia de dicha institución, Dinorah R. Cruz, -hija de la Síndica Hacendaria de Tuxtepec, de filiación priista, Rosa Isela Cruz Acosta- difundiera un mensaje “frívolo” a través de su cuenta de Facebook:

[pull_quote_center]“Para empezar y terminar pronto los que salen a hacer sus plantones y marchas aquí en Tuxtepec por los 43 muertos, la gran mayoría de ellos ni los conocieron y si tan indignados están vayan a hacerle plantón a EPN porque les aseguro que el ni por enterado que andan bloqueando y haciendo sus mitotes aquí. Solo salen a perder el tiempo AQUÍ y perjudicar a terceros”.[/pull_quote_center]

Dicho comentario causó escozor en sectores de la Universidad donde calificaron a la exalumna de “falta de conciencia”, “una vergüenza por ser hija de funcionaria” “Lady hueca”, “es el tipo de compañeras que nos rodean” y un largo etc.

A pesar de este incidente -calificado por algunos alumnos de lamentables-, no existen pronunciamientos oficiales al cierre del reportaje, pero se confirmó que la Umad es la única universidad que realiza a nivel interno una convocatoria de carteles sobre Ayotzinapa que ha permeado en la comunidad universitaria en los procesos de concientización social y realiza un proyecto de estudio sobre la importancia histórica de los movimientos sociales en el arte, el cual pretenden dar a conocer en próximos días.

COMPARTIR