OpinionesLa pluma invitadaMéxico: ¿Caleidoscopio del caos y desesperanza?

México: ¿Caleidoscopio del caos y desesperanza?

-

Everardo R. Bohórquez y Cuevas
Si quienes opinamos en medios queremos aplausos y loas, el camino facilísimo es unirse al coro de los que descalifican a priori, en medio y a posteriori, al Presidente Enrique Peña Nieto y al presente régimen. Inténtelo y verá que sí funciona.Yo no me uno, ni me uniré, a ese coro de insultos y de escupir al cielo, para que luego me caiga a mí también en la cara.
Así mi pregunta es: ¿pero dónde estábamos los que lanzamos la descalificación, el insulto y la diatriba al gobierno ahora y no antes del 26 de septiembre pasado?
Eso. Estábamos agazapados viendo crecer el forúnculo –el clavillo decíamos algunos oaxaqueños—y sólo hasta que éste se coronó con un anillo de pus en la cima, nos atrevimos a decir esta boca es mía. La verdad es que sólo hasta muchos días después de los sucesos de Iguala de la noche del viernes 26 hasta el amanecer del día 27 de septiembre pasado fue que empezamos a sacar la cabeza, a tirar la piedra y a esconder, la mayoría, la mano que la lanza.
Pocos, muy pocos, señalaron –señalamos—que el volcán del descontento había hecho erupción. Y aún menos voces señalaron, hasta tímidamente, lo que iba a pasar con 43 normalistas desaparecidos ahora, porque en un principio constituían una cifra cercana a los 60 muchachos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, de los que nada se sabía.
Poco a poco primero y luego en avalancha al gobierno de Guerrero y luego al federal se les vino el mundo encima. Y fue así como los eternos “contras”, los que nada les gusta ni les satisface, los derrotados en elecciones presidenciales del 2012, los que le hacen el trabajo fácil y le siembran de flores el camino al Rayito de Esperanza, el dos veces frustrado candidato a hacerse del poder de la Nación; mañosa y deliberadamente cambiaron la mira, no ya hacia el ámbito estatal; no ya hacia los dirigentes perredistas, incluido el propio PEJE, identificados como culpables y, asimismo, el gobernador Ángel Heladio Peña Aguirre, sino que le dieron “la vuelta a la tortilla” en vez de señalar la acción criminal del super protegido perredista y alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su mujer.
Y entonces no fue ya Abarca ni Aguirre, no fueron los nexos perredistas por una parte, y criminales de ambos ex alcalde y ex (des)gobernador, los auténticos culpables de la desaparición –hasta hoy—de los 43 normalistas. Sino que en una maniobra sucia que a todos nos ha envuelto, resulta que el único, el verdadero culpable, es el Presidente actual Enrique Peña Nieto.
Y yo también señalo como responsable al propio Jefe del Ejecutivo federal, pero no de la suerte de esos 43 muchachos, tampoco de su posible homicidio, y mucho menos de los múltiples crímenes que se han descubierto y ejecutado en el estado de Guerrero.
Digo que sí es responsable el señor Peña Nieto, pero no por los suceso de Iguala, pero sí de mantener en el cargo a esa bola de ineptos que tiene por equipo; esos que le endulzan al oído y son muy cercanos al político mexiquense, quien, al parecer, todo les perdona, aunque en ello le vaya el prestigio político y su paso por la historia de este país, y todo ello en poco más de 60 días –para ser exactos 64 días hasta el domingo 30 de noviembre—que parecen ser los más negros de la historia política mexicana después de los imborrables sucesos de 1968.
Las pifias de la Procuraduría General de la República, sobre todo después de la malhadada conferencia de prensa del titular de la dependencia, en donde se atrevió a asegurar que los 43 muchachos habían sido asesinados para luego dar marcha atrás. Qué pena.
Las pifias de la Secretaría de Gobernación donde el titular ¿se mueve? en medio del pasmo, de la inmovilidad y del no saber qué hacer.
De la propia Defensa Nacional –y duele decirlo—que tras los tremendos sucesos de Tlataya, no haya salido al frente de las diversas aseveraciones sobre la especie de que los normalistas fueron copados y secuestrados por el propio Ejército, la noche triste aquella de Iguala. No salir a desmentirlo de inmediato y con pruebas en la mano, no sólo desprestigia al Instituto castrense, sino que daña y en qué forma, al propio Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas.
Y no sólo eso, sino que todavía es echar más sal a la herida, en el caso de mílites que irrumpieron armas en mano, en la Universidad de Coahuila; un absurdo que se pretende justificar con que ya están detenidos los responsables y van a ser castigados por la justicia militar. Eso funcionaba en otros tiempos, pero en el caldo de cultivo hirviente de la situación actual, esos anuncios son como querer apagar la lumbre echándole gasolina.
Y acaso quedaría mucho por decir en el caso del flamante responsable de Seguridad Nacional, apenas este fin de semana, cuyo personal a su mando se dio el lujo insultante de “secuestrar” al dirigente estudiantil y poeta—desconozco su obra—Sandino Bucio Dovalí, para luego del escándalo mediático y de las redes sociales por esa estúpida acción policiaca, liberar al “detenido-secuestrado”, con el “usted dispense” y convertir al universitario en héroe de “la represión gubernamental”.
Esto último y la reciente incursión de la policía capitalina al “campus” de la UNAM, provocaron una nueva andanada sobre el sobado tema de que sí la Autonomía Universitaria es sinónimo de extraterritorialidad, lo que provocó que el propio Rector de la UNAM, José Narro Robles, haya tenido que señalar en Guadalajara, en la Feria Internacional del Libro, que sólo sería “la autonomía, mero espejismo sino existe independencia presupuestal”.
Al menos este caso del universitario Sandino, ya se hubiera producido mínimamente, la renuncia irrevocable de Monte Alejandro Rubido, como responsable de Seguridad Nacional como una creíble muestra del gobierno peñanietista, de que sí quiere recomponer la situación y no inclinarse hacia el autoritarismo.
Acaban de ser liberados los 10 mexicanos “por falta de elementos para procesarlos” por lo sucesos del 20 de noviembre y las protestas sobre el caso Ayotzinapa. Ahora resulta que los infractores de la ley, son “inocentes” mediante un simple plumazo. Y así pasa siempre en los últimos tiempos. O como en el caso de Oaxaca, sobre el daño causado por los actos delincuenciales de los “maistros” de la CNTE. ¿Ya recibirían su aguinaldo completo y aumentado esos “mentores de la educación”, sino hay que reclamar qué carambas? Total que impera la impunidad como política de Estado.
Tan es así que hasta los extranjeros se benefician con la pusilanimidad de las autoridades, pues en esta liberación se deja sin castigo a un individuo de origen chileno y ojalá ahora no vaya a resultar que nuestro país le tenga que pedir perdón y, en el extremo, hasta que se le tenga que indemnizar; ah, pero no hubiera sido detenido un mexicano en Chile, en las mismas circunstancias, porque ya se vería que en el sur del continente, SÍ SE APLICA LA LEY.
Entonces como se extraña que el propio Fe Cal Hino –como me da web@ escribir el nombre completo—venga a decirle al régimen actual hasta de lo que se va a morir, cuando que ese desvergonzado nos viene a restregar en nuestras narices el desbarajuste que dejó él y Genaro García Luna, entre otros, por “la guerra” que le declaró a la delincuencia organizada y al narcotráfico, mismo conflicto que produjo por lo menos unos 70 u 80 mil muertos, a los que en su mayoría este desgraciado michoacano sólo consideró “como daños colaterales”.
Hasta el momento la única luz que se ha percibido hasta el final del túnel es la elección de Luis Raúl González Pérez como nuevo Presidente de la CNDH. El nuevo Ombudsman tiene la difícil misión de sacar del hoyo a la propia CNDH, misma que desde su fundación en el sexenio del entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari, contó de entrada con el prestigio de ese gran maestro universitario Jorge Carpizo Mc’Gregor, que la formó, conformó y puso en marcha con la participación de distinguidos defensores –y no después prevaricadores como los hubo—de los derechos humanos.
Entre aquellos iniciadores del organismo defensor estuvo como Cuarto Visitador el propio González Pérez, quien ahora arriba al cargo con los mejores pronósticos de que revivirá a la CNDH, luego del desprestigio del anterior titular Raúl Plasencia, quien no pudo haberlo hecho peor.
En suma, luego de estos dos meses de que la sociedad no halla alivio a sus preocupaciones y por los desaciertos gubernamentales en todos los órdenes, así como la preponderancia a nivel nacional y del crimen organizado, a los mexicanos no nos queda más que unirnos, codo con codo, hombro con hombro para buscar salvar a nuestra Nación, a nuestra Patria: México.
No debemos como mexicanos estacionarnos en la comodidad de criticar por criticar a todo lo que dé, a la autoridad, ni seguir agrandando y echándonos sal en la herida que tenemos. ¡No, esa no es esa la solución! Hay pugnar porque dejemos atrás esta hora negra y participemos en el restablecimiento de la unidad nacional, para no dar oportunidad a quienes quieren que nuestras libertades sean conculcadas, que sea incierto y esté en riesgo para siempre el futuro de nuestros hijos, de la familia y de la propia sociedad, para beneficio de los que enarbolan ajenos intereses a nuestro ser nacional. (eramboc18@gmail.com)

Últimas noticias

Nancy Benítez, mujer de pueblo y de palabra

OAXACA.- Nacida en una familia amorosa y tradicional de Santa Cruz Xoxocotlán, Nancy Benítez ha tenido un propósito en...

Perla Woolrich pide la renuncia inmediata de Jesús Romero López por “negligente e inepto”

Pedro MATÍAS OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El sexenio de Salomón Jara Cruz pasará a la historia como el peor gobierno de...

Hay 193 “focos rojos” en Oaxaca: PAN; 70 candidatos y candidatas solicitaron protección: Sego

Pedro MATÍAS OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El secretario de Gobierno (Sego), Jesús Romero López, minimizó la violencia política y la violencia...

Pide Nino Morales a sus hermanos indígenas votar por auténticos transformadores

Valentina SILVA San José Tenango, 16 de mayo de 2024.- Nino Morales, candidato al Senado de la República por Oaxaca,...

Quizá te pueda interesar
Recomendaciones para ti